La Policía Nacional ha detenido a un joven de 23 años como presunto autor de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas, según informa la Comisaría de Salamanca. Los agentes encontraron la droga en su domicilio, en un piso bajo del número 7-8 de la calle Abastos. El detenido, al que le constan tres arrestos anteriores, dos de ellos por tráfico de sustancias estupefacientes, ser puesto a disposición judicial.
 
Durante una investigación policial se detectó un posible punto de cultivo y venta de marihuana. En el transcurso del operativo se pudo constatar que al domicilio acudían jóvenes ajenos a la vivienda, que permanecían escasos momentos, además de que una de las ventana estaba permanentemente con la persiana bajada. También se apreciaba un tubo plateado colocado a modo de extractor, que desprendía olor a marihuana, con un ruido continuo de aparato de ventilación que salía del interior.
 
En la tarde de ayer se practicó el registro, encontrándose la droga en distintas habitaciones de la vivienda, en tarros o envoltorios, cogollos y picadura de marihuana, con un peso total de 324 gramos, además de 2,3 gramos de hachís, 490 euros y una báscula de precisión, Junto a ello picadores metálicos con restos de marihuana, un armario con lámpara thermo-hygro, extractor de aire, transformador, ventilador, temporizador, abono orgánico, bio-estimulador metabólico y otros efectos, todos ellos utilizados para el cultivo de la sustancia en una de las habitaciones de la vivienda investigada.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído