La operación llevada a cabo por la Guardia Civil este martes en una vivienda de la avenida Reyes de España repleta de armas no ha sido fácil. Se trata de un búnker, una fortaleza casi inexpugnable con diversas cámaras de vigilancia y una alambrada de espino. De hecho, la presencia de la finca desde el paseo fluvial es similar a la de una cárcel.

Según ha podido saber SALAMANCA24HORAS, la Guardia Civil tuvo que acceder a la vivienda a través del garaje debido a las fuertes medidas de seguridad que los detenidos tenían en el inmueble. Incluso fue necesaria la presencia de los Bomberos de Salamanca pasadas las 9:30 horas para poder acceder a varios habitáculos.

Vecinos de la zona aseguran que los detenidos llevan haciendo obras desde hace una década, colocando un circuito cerrado de cámaras de vigilancia y levantando una tapia junto al paseo fluvial que más pareciera un campo de concentración que una vivienda residencial.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído