​“He denunciado a mi ex pareja por tener en mi casa una red de prostitución de mujeres nigerianas”

Este vecino de Pedrosillo de los Aires, se ha puesto en contacto con Salamanca24horas para contar su increíble historia y las cosas que le han pasado desde enero de 2018 que incluyen, según palabras y documentos presentados por el propio Emilio, denuncias a su ex mujer por trata de blancas, por malos tratos a menores, por robos y destrozos en su domicilio, por rellenar -en el mismo- bombillas con gasolina y por desconectar al padre de él de una máquina de respiración asistida

 WhatsApp Image 2019 07 30 at 10.17.54 (3)
WhatsApp Image 2019 07 30 at 10.17.54 (3)

Emilio, fue detenido por una discusión con su pareja en Pedrosillo de los Aires en enero de 2018. Por aquel entonces, tuvo que declarar por un delito de lesiones ante el Juzgado de Violencia de Género y allí, fruto de la ira, dijo ante la juez que le salía “más barato pegarle dos tiros y tirar al río a su mujer”. Ante estas declaraciones, fue enviado a prisión provisional hasta la vista del juicio.

Este vecino de Pedrosillo de los Aires, se ha puesto en contacto con Salamanca24horas para contar su extravagante historia y las cosas que le han pasado desde aquel enero de 2018 que incluyen, según palabras y documentos presentados por el propio Emilio, denuncias a su ex mujer por trata de blancas, por malos tratos a menores, por robos y destrozos en su domicilio, por rellenar -en el mismo- bombillas con gasolina y por desconectar al padre de él de una máquina de respiración asistida.

Todo se remonta a enero de 2018, fecha en la que se produjo la discusión entre la pareja: “En enero de 2018, llamé al 112 porque mi ex mujer quería meter en mi casa a una menor para prostituirla, porque tenía montada una red de trata de blancas. Ella es nigeriana y ya se ha llevado a cabo una serie de detenciones por esto mismo. Una compañera de mi ex mujer ha sido detenida, pero tanto mi mujer, como otra amiga que estaba siempre en mi casa se han librado de la detención. Bueno, en realidad, según me ha dicho la Policía Nacional, están en libertad a la espera de juicio. Continuando con la discusión, al negarme a que la chica entrara en casa se montó una gorda, entre otras cosas me partió una televisión en la cabeza” admite Emilio.

Según el propio Emilio, el 14 enero de 2018, fue el detonante de todos sus problemas: “si no dejas esto te voy a denunciar, entonces se puso mal la cosa y llame al 112. Le dije que tenía problemas en casa y ellos oyeron la bronca por teléfono y me dijeron que saliera de allí. Al principio no salí, la cosa se puso más fea y me partió una televisión en la cabeza; yo me metí en un dormitorio y rompieron la puerta para entrar. Arrancaron la puerta del armario y me dieron con la puerta del altillo. Conseguí echarlas de la habitación y bloqueé la puerta de entrada. No se rindieron y salieron por la terraza, rompieron los cristales y acuchillaron la terraza; de hecho, aún están allí los cristales rotos y la persiana acuchillada. Me volvió a llamar el 112 y me dijeron que abandonara la casa inmediatamente y que cuando llegara la Guardia Civil me llamarían”.

Según este vecino de Buenos Aires, el 112 le llamó cuando la Guardia Civil se personó en su casa y volvió, “me llamaron para que volviera a casa, y nada más llegar la Guardia Civil me tiró contra el capó del coche, me esposaron y me metieron en el calabozo. Yo le dije a la Guardia Civil que ‘¿qué pasaba? Si he llamado yo al 112’, ellos me dijeron que ellas dos habían declarado que las había agredido y por ello me detenían por violencia de género.

Pedrosillo de los Aires (9)Pasé la noche en el calabozo y parte de la mañana. Cuando fuimos a ver a la juez no me hacía caso y me cabreé, porque ella ya venía supeditada porque mi mujer me había puesto otra denuncia por malos tratos. El motivo fue porque anteriormente yo le iba a denunciar por maltrato a mi hijo y me dijo ‘pues yo le digo a la Policía que me pegas y te detienen a ti, y eso fue lo que pasó, que me detuvieron’

Claro yo le dije a la juez: ‘estoy hasta las narices’ y ella me dijo que eso no era competencia suya y que me buscara otra vía para solucionar mis problemas, o algo así, ‘pues me cago en la os*** voy a casa le pego dos tiros y la tiro al río’. Por ello, me metieron cuatro meses en prisión preventiva. Ese fue mi error, decirle eso a la juez. Ahí perdí toda la credibilidad.”

Pedrosillo de los Aires (4)Emilio tiene un piso y una casa en Pedrosillo de los Aires. El piso era donde vivía la pareja, la casa estaba ocupada por los padres y los hermanos de él. Mientras Emilio estaba en Topas, su hermano denunció que habían entrado una serie de personas en casa de sus padres, reconociendo a la ex mujer de Emilio entre ellos, y se habían llevado diferentes objetos de valor como varios televisores o un ordenador. 

Pedrosillo de los Aires (1)Precisamente, en este incidente, donde denuncian que llegaron con una furgoneta y se llevaron los objetos antes mencionados, desconectaron a su padre, que tiene que estar conectado a una máquina de respiración asistida, y lo sacaron a la calle. Del mismo modo, destrozaron su piso y se llevaron diferentes cosas, entre lo que destaca una serie de documentos que tenían guardados para presentar como prueba (como son los pasaportes de las mujeres nigerianas que estaban en su casa) y sustituyeron “bombillas de bajo consumo que tenía puestas, con otras que estaban rellenas de gasolina. Según la Guardia Civil, tuve mucha suerte de que las bombillas se fundieran antes de que pudiera llegar a mi casa. La Guardia Civil me ha llegado a decir que no voy a llegar vivo al juicio, que como tenga que ir a declarar no me van a dejar por lo que sé”, asegura el propio Emilio.

Pedrosillo de los Aires (8)

Denuncia robo casa de sus padres pag 1

Según la denuncia presentada ante la Policía Nacional por el propio Emilio, a la que ha tenido acceso este medio, tuvo conciencia de todo esto cuando su mujer, en el año 2015, le dijo que iba a ganar dinero cuidando a unas chicas nigerianas en el piso donde vivían, que las mismas las traería de su país; él se negó y ella le denunció por malos tratos, al volver a casa y pedir explicaciones ella le dijo “para que sepas quién manda”.

Según el propio Emilio, que conoció a su ex mujer a través de Facebook, “ella desaparecía y se marchaba a Elche, Tudela, Madrid y Lérida; estando fuera varios días, incluso meses, y siempre sin dinero”.  La denuncia presentada por él a la Policía Nacional, recoge que otra mujer se fue a vivir con ellos y que esta se encargó de traer a más chicas nigerianas a su casa, “no sabían hablar castellano, pero entre mi mujer y esta amiga, les decían que tenían que prostituirse, ya que, si no las amenazaban con ritos de vudú, les daban palizas o les echaban una mezcla de guindillas y café en los ojos”

Añade Emilio que “una vez que las chicas ya las habían mentalizado o amedrentado para ejercer la prostitución, las llevaban a varios pisos de Salamanca, situados en Paseo de la Estación, Los Ovalle, Avda. Portugal, Barrio de Pizarrales, El Carmen y Barrio Vidal. De hecho, yo sé esto porque era yo quien conducía el coche. También, denuncié ante la Policía que en mi propio piso varias chicas abortaban con un medicamento que creo que se llamaba ‘cytotec’, todo sin ningún tipo de supervisión médica, porque por las menores de edad los clientes pagaban más y si tenían relaciones sin preservativo, más aún”.

Denuncia prosti pn pag 1


Denuncia prostitución pag. 2

Otro de los actos que ha puesto en conocimiento de este medio Emilio, ha sido la consecución de una serie de empadronamientos en su vivienda de diferentes personas, para luego llevar a cabo matrimonios de conveniencia. Según el propio Emilio, su mujer cobraba a las chicas una cantidad de 100 euros y las ponía en contacto con diferentes personas para llevar a cabo esos matrimonios. “Esos matrimonios nunca se han llegado a materializar, pero sí había un movimiento extraño de empadronamientos y ‘desempadronamientos’ de varias personas en esa vivienda. Se podía intuir que algo raro estaba sucediendo, cuando venían al Ayuntamiento para formalizar un matrimonio que no podían llevar a cabo porque tenían que estar empadronados por un tiempo mínimo de un año. Cuando se enteraban de eso, se empadronaban en otro lado”, admiten fuentes del Ayuntamiento de Pedrosillo de los Aires.

Por último, cabe destacar que la pareja tiene un hijo en común y la custodia la tiene la madre. El propio Emilio ha presentado diferentes denuncias por maltrato de su mujer al niño, pero todas ellas han sido archivadas por falta de pruebas concluyentes. "Yo solo quiero que se haga justicia porque estoy pasando por un calvario", concluye Emilio.

Denuncia malos tratos menor

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído