El hombre que protagonizó un altercado con una escopeta en el Zurguén saldrá de prisión pero deberá acudir a desintoxicación

La condena queda suspendida con la condición de que ingrese en un centro de desintoxicación de su adicción a las drogas. Además, ha indemnizado con 3.000 euros al agente que resultó con heridas leves en el forcejeo

29 Comentarios

 1726529
1726529

El varón J.M.S.C. que en el mes de abril protagonizó un importante altercado en un bar del Zurguén, llegando a disparar accidentalmente a un policía, ha sido condenado a 2 años y medio de prisión, tras reconocer los hechos, por lo que debido al tiempo que lleva en la cárcel (desde abril de este año) la condena quedará suspendida con la condición de que ingrese en un centro de desintoxicación de su adicción a las drogas e indemnice en 3.000 euros al agente que resultó con heridas leves en el forcejeo, algo que ya ha hecho, por lo que se ha aplicado el atenuante de reparación del daño. 

Los hechos, según recoge el escrito de calificación del Ministerio Fiscal, tuvieron lugar el pasado 22 de abril, cuando el acusado, en estado de embriaguez y tras haber consumido diversas drogas, comenzó a increpar a los clientes del bar. El propietario del establecimiento trató de calmar los ánimos, pero el hombre le dijo que iba "a quemar el Zurguén y Mozárbez, porque sois todos unas mariconas". Ambos se enfrentaron y J.M.S.C. afirmó que se iba a ir a buscar un arma, fue entonces cuando el propietario del bar llamó a la Policía.

El acusado se presentó con la escopeta pero al ver la presencia policial trató de darse a la fuga. Los agentes le siguieron a la carrera y uno de ellos le interceptó. En ese momento, el hombre le apuntó con la escopeta a la altura del pecho, diciendo: "Párate que voy a matar". El policía se abalanzó sobre él y el arma se disparó de forma accidental. En el forcejeo, el agente sufrió lesiones de carácter leve.

Los hechos, según recoge el escrito de calificación del Ministerio Fiscal, tuvieron lugar el pasado 22 de abril, cuando el acusado, en estado de embriaguez y tras haber consumido diversas drogas, comenzó a increpar a los clientes del bar. El propietario del establecimiento trató de calmar los ánimos, pero el hombre le dijo que iba "a quemar el Zurguén y Mozárbez, porque sois todos unas mariconas". Ambos se enfrentaron y J.M.S.C. afirmó que se iba a ir a buscar un arma, fue entonces cuando el propietario del bar llamó a la Policía.

El acusado se presentó con la escopeta pero al ver la presencia policial trató de darse a la fuga. Los agentes le siguieron a la carrera y uno de ellos le interceptó. En ese momento, el hombre le apuntó con la escopeta a la altura del pecho, diciendo: "Párate que voy a matar". El policía se abalanzó sobre él y el arma se disparó de forma accidental. En el forcejeo, el agente sufrió lesiones de carácter leve.

Los hechos, según recoge el escrito de calificación del Ministerio Fiscal, tuvieron lugar el pasado 22 de abril, cuando el acusado, en estado de embriaguez y tras haber consumido diversas drogas, comenzó a increpar a los clientes del bar. El propietario del establecimiento trató de calmar los ánimos, pero el hombre le dijo que iba "a quemar el Zurguén y Mozárbez, porque sois todos unas mariconas". Ambos se enfrentaron y J.M.S.C. afirmó que se iba a ir a buscar un arma, fue entonces cuando el propietario del bar llamó a la Policía.

El acusado se presentó con la escopeta pero al ver la presencia policial trató de darse a la fuga. Los agentes le siguieron a la carrera y uno de ellos le interceptó. En ese momento, el hombre le apuntó con la escopeta a la altura del pecho, diciendo: "Párate que voy a matar". El policía se abalanzó sobre él y el arma se disparó de forma accidental. En el forcejeo, el agente sufrió lesiones de carácter leve.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído