La Policía Local de Salamanca se ha incautado el pasado domingo en el rastro de la Aldehuela de varios productos falsificados y por tanto fraudulentos, así como de alimentos perecederos y sin los preceptivos controles y requisitos sanitarios. En concreto se realizaron seis intervenciones, cuatro de ellas fuera de los puestos de venta autorizados. En dos de estas intervenciones los vendedores huyeron apresuradamente cuando advirtieron la presencia policial y dejaron abandonada la mercancía. 
 
En concreto, y por lo que respecta a las actuaciones específicas contra diferentes modalidades de falsificaciones, la Policía Local intervino en dos puestos que habían quedado libres por ausencia de sus titulares y que fueron ocupados ilícitamente por vendedores sin licencia, 14 bolsos de una conocida marca comercial. Los vendedores, un hombre de 26 años y una mujer de 23, fueron identificados y denunciados. También se identificó en una tercera intervención, fuera de los puntos de venta autorizados,  a una mujer de 32 años a la que se le incautaron 9 cajas de perfumes de marcas falsificadas.
 
En cuanto a la intervención de alimentos perecederos  se intervinieron 40 bolsas de ajos y otras varias decenas de ristras de ajos, en tres intervenciones distintas, identificándose a una mujer y saliendo huyendo los otros dos vendedores.
 
Normativa legal

El Código Penal enumera los delitos relativos a la propiedad intelectual e industrial y determina penas de prisión y multa para quien con ánimo de lucro y en perjuicio de tercero reproduzca, plagie, distribuya o comunique públicamente una obra literaria, artística o científica en cualquier tipo de soporte o a través de cualquier medio (artículo 270). También establece penas similares para quien, con fines industriales o comerciales, sin consentimiento del titular, fabrique, importe, posea, utiliza, ofrezca o introduzca en el comercio objetos amparados por los derechos de propiedad (artículo 273). 

 
La Ordenanza municipal reguladora de la venta en la vía pública, fuera de establecimientos permanentes, en su artículo 37, considera la comercialización de artículos, mercancías o productos adulterados, fraudulentos o falsificados como una infracción muy grave que puede derivar en una sanción económica de hasta 3.000 euros y en la revocación de los puestos o autorizaciones de venta, cuando aquella se produce en puestos legales. 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído