Jornada negra con dos fallecidos mientras trabajaban en Candelario y San Morales

 Jornada negra con dos fallecidos mientras trabajaban en Candelario y San Morales
Jornada negra con dos fallecidos mientras trabajaban en Candelario y San Morales
Jornada negra este viernes en la provincia de Salamanca con dos fallecidos mientras trabajaban, según informa el Servicio de Emergencias 112. En apenas seis horas un trabajador moría en Candelario en un accidente de tráfico durante su jornada laboral y otro hombre era encontrado muerto en San Morales junto a una nave industrial. En lo que va de año son ya seis las víctimas mortales en accidente laboral en la provincia charra.

En el primer siniestro falleció un hombre de 37 años, F.M.N. Los hechos se produjeron sobre las 11:20 horas a unos cuatro kilómetros de Candelario, en la carretera que va hacia el pantano de Navamuño, a la altura del Puente Avellanares, cuando el dúmper que conducía volcó. La sala de operaciones del 112 dio aviso del incidente a la Guardia Civil de Salamanca y a Emergencias Saniatrias-Sacyl, que envió una UVI móvil. Sin embargo, una vez en el lugar, los facultativos sanitarios sólo pudieron confirmar la muerte.

Sobre las 17:45 horas el Servicio de Emergencias 112 recibió otro aviso de un hombre de 65 años, E.B.G., que había sido encontrada al parecer muerta junto a una nave industrial a la entrada de San Morales, en la comarca de Peñaranda. El hombre se encontraba realizando labores de siego en una parcela cuando al parecer manipuló un tubo y recibió una descarga eléctrica, hechos que está investigando ya la Guardia Civil.
 
Se trata de la quinta y sexta víctimas mortales en accidente laboral este año en la provincia de Salamanca, tres este mes después de que el pasado día 16 a un electricista de 55 años se le cayera encima una pared de una vivienda cuando reparaba una farola en Ahigal de los Aceiteros. El pasado 7 de febrero falleció en Vitigudino un joven albense de 38 años al golpearle una viga durante unas obras de reforma del Parque de Bomberos. El 14 de marzo fue un joven de 28 años el que murió electrocutado cuando se encontraba realizando labores de mantenimiento en una piscina de la urbanización Valdelagua. Y el pasado 19 de agosto un obrero de 53 años falleció en Nuevo Naharros, localidad perteneciente al término municipal de Pelabravo, en la urbanización La Reguera, cuando se encontraba en una obra de nueva construcción y por motivos desconocidos cayó desde una altura de unos seis metros hacia una zona de escombros.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído