Un joven se enfrenta a cárcel por intentar robar en casa de su vecina tras una barra libre

 Un joven se enfrenta a cárcel por intentar robar en casa de su vecina tras una barra libre
Un joven se enfrenta a cárcel por intentar robar en casa de su vecina tras una barra libre

En la mañana del jueves se ha celebrado una vista en el juzgado de lo Penal número dos de Salamanca por un presunto delito de robo en casa habitada cometido por un joven el pasado 14 de marzo de 2014. La acusación ha pedido un año y medio de prisión por el suceso ocurrido de madrugada y del que el denunciado dice no recordar nada. 

Los hechos se produjeron por la madrugada cuando el joven, estudiante y compañero de piso de otros dos jóvenes, regresó a casa después de salir con sus compañeros de piso a celebrar que había terminado los exámenes. Según la testificación de los testigos, era la primera vez que salían todos juntos ya que el acusado no solía hacerlo de noche. Después de acudir a una barra libre y tomar chupitos con una graduación fuerte, el joven que se ha sentado en el banquillo de acusados se fue a casa sin avisar a sus compañeros y sin que pudiera localizado posteriormente por los mismos al tener el móvil apagado.

Al llegar al domicilio, al parecer, se dirigió a la cocina que da hacia un patio compartido con su vecina separado por una valla que saltó con ayuda de una silla. Posteriormente, rompió el cristal de una puerta tras la que se encontraba, estratégicamente colocada según la denunciante ya que se lo esperaba desde hace años, una estantería "con cacharros", que cayó al suelo sobresaltando por el ruido a la inquilina de la casa, que llamó a la Policía. Una vez llegaron los agentes se encontraron al autor de los hechos atrapado por la estantería con medio cuerpo dentro de la casa y el otro medio fuera de ella y con síntomas de haber consumido alcohol, según testificaron los propios agentes, que también aseguraron que sus declaraciones eran incoherentes aunque no afirmaron que no fuera consciente de los hechos. 

Este suceso, para acusación y Ministerio Fiscal, es consituyende de un delito de robo en casa habitada ya que no se sostiene que el acusado fuera inconsciente de sus hechos y pudiera saltar la valla e intentar entrar al domicilio de su vecina, que afirmó no conocer al presunto autor de los hechos hasta días antes que se lo encontró en el portal y que en el domicilio de al lado nunca había visto ninguna luz. La defensa, por su parte, pide la absolución del delito al encontrarse su cliente en un estado de embriaguez hasta el punto de ser inconsciente de su actuación que, en ningún caso, tuvo la intención de ser un robo. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído