“Mamá, me han secuestrado”: la agónica estafa telefónica con origen en Chile que vuelve a Salamanca

Se trata de un secuestro virtual por el que los autores intentan conseguir un bloqueo emocional en la víctima y que esta acceda a realizar el pago de una abultada cantidad de dinero

 WhatsApp Image 2019 12 02 at 11.18.49
WhatsApp Image 2019 12 02 at 11.18.49

“Mamá… soy Javi, me han secuestrado”. Son las palabras que ha escuchado el pasado 25 de noviembre una salmantina de 76 años justo después de descolgar el teléfono de su casa. Afortunadamente, su hijo está bien pero el hermano de este cuenta a SALAMANCA24HORAS.COM los momentos de tensión que vivió su madre al recibir una llamada que le dejó en un alterado estado de nervios.

“Mi madre tenía el teléfono de la mano porque, precisamente,  estaba esperando una llamada de mi hermano”, cuenta Juan Carlos –hermano de Javier- a este medio. Cuando este sonó la mujer lo cogió sin fijarse en el número y al otro lado escuchó lo siguiente: “Mamá, Soy Javi. Me tienen secuestrado”, justo en ese momento se oye un ruido y se pone otra persona que advierte a la madre de ambos: “Tenemos a su hijo ¿Cuánto dinero tiene usted en casa? O nos paga 10.000 euros o le cortamos los dedos de la mano”.

“Mi madre en ese momento estaba catatónica. Les dijo que no tenía nada y ellos le espetaron que bajara al cajero y que lo sacara; reiterando que si no lo hacía le cortarían las falanges de inmediato”, cuenta Juan Carlos.  “Estaba en un alterado estado de nervios, incluso nos llegó a decir que era la voz de Javi, mi hermano; fueron momentos muy difíciles para mi madre y gracias que no sufre del corazón… porque le podía haber dado un infarto”, continúa.

Acto seguido, la mujer les dijo que iba a llamar a la Policía y en ese momento se cortó la llamada. “Para colmo mi hermano después no cogía el teléfono, imagínate la situación y ¡Cómo tenía que estar mi madre!, tuvieron que bajar los vecinos a tranquilizarla. Por otro lado, todavía tenemos la duda de si tenían en realidad datos nuestros o si dijeron un nombre al azar”, sigue contando a este medio Juan Carlos.

Esa misma tarde acudieron a la Comisaría de la Policía Nacional de Salamanca para denunciar estos hechos y los agentes, según el propio Juan Carlos, les han dicho que se trata de un número de teléfono proveniente de Chile y que su madre ha sido víctima de lo que se llama un secuestro virtual. Un tipo de estafa que resulta no ser algo nuevo en la capital salmantina, puesto que, en febrero de este año, una mujer de la localidad salmantina de Macotera sufrió uno de estos secuestros virtuales en el que le pedían 500.000 euros por liberar a su hijo.

¿Qué es un “secuestro virtual”?

El denominado “secuestro virtual” es un intento de estafa a través de una llamada telefónica en la que se intenta hacer creer a la víctima que algún familiar suyo está secuestrado para exigirle dinero por su liberación. El número de teléfono de la víctima es elegido por casualidad. Ese mismo día los falsos secuestradores pueden realizar decenas o centenas de llamadas. La Policía Nacional quiere concienciar al ciudadano de que no está ante un secuestro real, sino ante un intento de extorsión telefónica que se caracteriza por:

- Son llamadas provenientes de números ocultos o con el prefijo 0056

- Intentan provocar angustia y bloqueo emocional, por lo que son muy agresivas y directas, llegan a poner al teléfono a terceras personas que imitan gritos y lloros de las supuestas víctimas

- Los falsos secuestradores tratan de prolongar al máximo la llamada para evitar ninguna reacción de la víctima

- Exigen dinero rápido a través de empresas de envío de dinero

#NOesREAL, cómo evitar ser víctima

Todas las unidades de Policía están avisadas para reaccionar en cuanto se denuncie un “secuestro virtual”. Existen unas pautas de prevención básicas que pueden evitar que los ciudadanos se conviertan en víctimas de este tipo de extorsiones:

- No descuelgue llamadas que no espera con prefijo 0056 o +56 o con número oculto

- Desconfíe si le dicen que han secuestrado a un familiar, incluso si se pone otra persona o se escuchan voces de fondo: no son su familiar

- Mantenga la calma ante la presión ejercida por el falso secuestrador, que usará violencia verbal de cualquier tipo

- Compruebe la información que le están aportando los falsos secuestradores

- No realice ningún pago, le exigirán un pago rápido para no dar tiempo de localizar al familiar, no envíe ningún dinero

- No facilite datos personales y tampoco los publique en redes sociales

- Avise a la Policía Nacional (091) e intente localizar al supuesto secuestrado por otra línea, así como grabar la llamada maliciosa

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído