Nuevas pruebas mantienen abierta la investigación sobre el tiroteo del pasado 3 de diciembre en el polígono industrial Los Villares, por el que fue detenido el joven Raúl J.R., actualmente en la prisión vallisoletana de Villanubla por intentar asesinar al joven H.G.L., anterior compañero delictivo y posteriormente enemistados tras salir de la cárcel. En la denominada 'Operación Termópilas' también fueron detenidos por la Guardia Civil los dueños del consecionario de coches donde se produjeron los disparos, así como dos vigilantes de seguridad, como presuntos encubridores de los hechos.

Según ha podido saber SALAMANCA24HORAS, la Guardia Civil no da por terminada la investigación al encontrarse a la espera de la realización de varias pruebas periciales en los laboratorios que tiene en Madrid. El salmantino Raúl J.R., de 30 años, fue detenido semanas después en Valladolid, manteniendo incluso un tiroteo con los agentes cuando procedían a su detención.

Los hechos se produjeron sobre las cinco de la madrugada en una vivienda del camino Hornillos, en el barrio de las Flores de Valladolid, conocido por ser uno de los epicentros del narcotráfico en la capital pucelana. Al ver a los guardias civiles, el pistolero los amenazó con una escopeta, por lo que los agentes repelieron los disparos con sus armas reglamentarias. Raúl J.R. resultó herido en una pierna, debiendo ser traslado al hospital Clínico de Valladolid, al igual que la joven con la que se encontraba, herida en una mano. Por su parte, los agentes salieron ilesos del tiroteo. En el posterior registro del domicilio, además de la escopeta, cargada con dos cartuchos, se halló una pistola cargada junto con munición del calibre 38.

Escopeta robada en Aldeanueva de la Sierra

Precisamente la escopeta con la que el detenido amenazó a los guardias civiles era una de las catorce que el pasado mes de octubre fueron robadas en una finca de Aldeanueva de la Sierra. Robo de armaas de fuego de edición limitada y en algunos casos artesanales, llegando a ofrecer sus propietarios holandeses 10.000 euros de recompensa por dos de ellas. La Guardia Civil mantiene abierta la investigación para poder recuperar el resto de las escopetas. Así, quien disponga de datos puede llamar al teléfono 062 de la Benemérita

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído