La operación contra el fraude de ciudadanos marroquíes que se empadronaban en Salamanca para cobrar ayudas y volvían a su país a vivir acaba con 15 detenidos

Todos ellos son ciudadanos de origen marroquí o salmantinos de etnia gitana que pertenecían al mismo clan y que obtenían altos beneficios económicos, puesto que el precio por cada falsificación documental oscilaba en entre los 250 y 400 euros

0 Comentarios

La operación contra el fraude de ciudadanos marroquíes que se empadronaban en Salamanca para cobrar ayudas y volvían a su país a vivir acaba con 15 detenidos
La operación contra el fraude de ciudadanos marroquíes que se empadronaban en Salamanca para cobrar ayudas y volvían a su país a vivir acaba con 15 detenidos

La Brigada de Extranjería y Fronteras de la Comisaría de la Policía Nacional de Salamanca ha culminado las detenciones en el marco de la OPERACIÓN ABG contra el fraude, la falsedad documental y la inmigración ilegal.

La investigación comenzó hace dieciséis meses en Salamanca cuando los agentes tuvieron conocimiento de una red dedicada al favorecimiento de la inmigración ilegal, constatando que se trataba de un grupo organizado, con una estructura asentada en Salamanca y cuya actividad se dirigía a promover el tráfico ilegal de ciudadanos marroquíes.

En muchas ocasiones los ciudadanos extranjeros ni siquiera tenían intención de residir en España y después de conseguir, por ejemplo, ayudas económicas, regresaban a sus países de origen, y la seguían percibiendo mientras no eran detectados, cometiendo fraude a la Administración española.

Falsificaban contratos y facturas para inscribirse en el Padrón

El modus operandi consistía en elaborar contratos, facturas de suministro de luz y agua falsos que se utilizaban para que un ciudadano extranjero se inscribiese en el Padrón Municipal y posteriormente, obtener certificados de empadronamiento que se presentaban en la Subdelegación del Gobierno de Salamanca para solicitar autorizaciones de residencia temporal por circunstancias excepcionales por arraigo familiar, como hijos de padre o madre españoles de origen, y posteriormente empezar a recibir ayudas de todo tipo.

Así mismo, también se confeccionaban documentos falsos para que los implicados de nacionalidad española consiguieran certificados de empadronamiento que posteriormente presentaban en sus solicitudes de diferentes ayudas.

Operativo policial

La investigación policial se inició gracias a la colaboración de la Oficina de Extranjería de la Subdelegación del Gobierno en Salamanca, donde se detectó un número inusual de trámites administrativos en relación a ciudadanos marroquíes, que además tenían en común que presentaban certificados de empadronamiento en viviendas de una misma finca urbana.

Tras complejas investigaciones, debido a la cantidad de documentos a analizar, se consiguió identificar a todos los miembros del grupo criminal.

La explotación operativa se inició en la mañana del día 20 de enero con un dispositivo de localización y detención coordinada, y ha culminado este 19 de mayo la localización y detención del último miembro del grupo criminal, de origen marroquí, encargado de captar a los marroquíes que necesitan el certificado de empadronamiento, y ponerlos en contacto con el clan de etnia gitana, encargados de realizar las falsedades documentales y realizar los trámites ante la administración española.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído