Se enfrentan a dos años de prisión por aprovecharse de una pelea a la puerta de un bar de Capuchinos para robarle las gafas de sol y el móvil a la víctima

Unos hechos que niegan los dos acusados: D.S.V. Y J.G.G.  Ambos, según el escrito previo del Ministerio Fiscal, habían agredido a un varón de nacionalidad búlgara y le habían quitado el móvil y las gafas de sol. Objetos que fueron después interceptados por la Policía Nacional en el momento de la detención

 1876858
1876858

Dos varones de nacionalidad española han tenido que acudir en la mañana de este jueves al Juzgado de lo Penal número 2 de Salamanca para declarar como presuntos autores de un delito de robo con violencia en el que según el representante del Ministerio Fiscal o “bien agredieron a la víctima para quitarle el móvil o aprovecharon que la habían agredido para cogerlo cuando se le había caído al suelo y quedárselo”, pero en cualquiera de los casos entiende que se ha producido un presunto delito de robo con violencia.

Unos hechos que niegan los dos acusados: D.S.V. Y J.G.G.  Ambos, según el escrito previo del Ministerio Fiscal, habían agredido a un varón de nacionalidad búlgara y le habían quitado el móvil y las gafas de sol. Objetos que fueron después interceptados por la Policía Nacional en el momento de la detención.

Sin embargo, los dos acusados han dado otra declaración de los hechos. El primero de ellos ha afirmado que “estábamos tomando algo en este bar y este hombre se empezó a meter con gente que estaba allí. Yo jugaba a la tragaperras y mi compañero salió fuera con él forcejeando. Salí tras ellos e intenté separarlos y nos caímos los tres al suelo. En ese momento se le cayeron las gafas y el móvil, yo le intenté devolver los objetos llamándole a voces pero el hombre salió corriendo. De hecho cuando vino la Policía dejé el teléfono en la acera”, por su parte, el segundo ha dado una versión similar pero ha admitido que no escuchó dar voces a su compañero, ni ver las gafas ni el móvil por el suelo “yo me he enterado de todo cuando nos ha detenido la Policía, precisamente por ese presunto robo”.

La víctima, sin embargo, ha dicho que salió del bar a fumar con uno de ellos y, sin mediar palabra, el otro, que salió después, le golpeó. “Yo vi que las gafas si estaban en el suelo pero el móvil me lo tienen que haber quitado. De hecho, después he vuelto a pedirles el teléfono y lo único que hicieron fue volverme a golpear”.

Por otro lado, el agente de la Policía Nacional que detuvo a ambos ha declarado que “los interceptamos en la calle El Bierzo y cuando uno de ellos nos vio se agachó y tiró el móvil debajo de un coche. En el cacheo posterior le encontramos las gafas de sol y en ningún momento nos hablaron de su procedencia”.

En su informe final el representante del Ministerio Fiscal ha mantenido la petición de pena de dos años para ambos acusados por un presunto delito de robo con violencia y ha declarado que “o bien le han pegado para quitarle el móvil o han aprovechado que lo golpeaban para quitarle sus pertenencias. En ambos casos veo un delito de robo con violencia”. Del mismo modo, ha querido apreciar que “si hubiera existido voluntad de devolverle sus pertenencias a la víctima lo hubieran hecho en ese momento o cuando les interceptó la Policía”.

Por su parte, el abogado defensor de ambos no entiende la postura del Ministerio Fiscal y admite que “asustarse de la Policía es lo más habitual y no existe robo con violencia por ningún lado. Se mire por donde se mire”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído