​La Policía se incauta de 345 plantas de marihuana en una asociación cannábica en plena Gran Vía que siguió abierta durante el estado de alarma

Los agentes han intervenido las plantas en el local, que estaba constituida como asociación botánica -algo totalmente legal-, tras iniciar una investigación por el aviso de que seguía funcionando en plena cuarentena. Los agentes detectaron varias irregularidades, como el exceso de producción o el cultivo de plantas sin autorización

 01
01

Agentes de la Policía Nacional de Salamanca se han incautado de 345 plantas de marihuana que estaban en el interior de un asociación cannábica en plena Gran Vía y que ha seguido funcionando durante el estado de alarma.

Precisamente, el Cuerpo Nacional de Policía informa en una nota de prensa que la investigación comenzó al recibir un aviso de que en el local situado los bajos de un edificio de la citada calle “se estaban ocasionando muchos ruidos y olores”. Dicho local se encuentra ocupado por la ‘Asociación Botánica Huertas de la Vega’ y, según la denuncia recibida, parecía seguir funcionando pese al confinamiento decretado por el estado de alarma.

Los agentes decidieron entonces acudir, observando dos cámaras de videovigilancia en la fachada del edificio “susceptibles de grabar la entrada al mismo, así como parte de la vía pública”, motivo por el que decidieron contactar con el presidente de la asociación, permitiéndoles este la entrada al interior del local.

En el mismo observaron, además de un fuerte olor a marihuana, una barra con cogollos, útiles para su manipulación y una zona de taquillas numeradas con llave. Mientras, en el sótano encontraron un cultivo de una gran cantidad de plantas de marihuana así como los elementos necesarios para el mismo.

Por todo ello, los agentes decidieron precintar el local “con el fin de determinar la legalidad de la situación observada”, y permitieron solamente el acceso al mismo para el mantenimiento de las plantas, requiriendo al presidente de la asociación toda la documentación. Además, se procedió a incautar las sustancias estupefacientes que portaba junto así una persona que salía, en el momento de su llegada, de la asociación.

Cuando el presidente presentó la documentación, los agentes la consideraron insuficiente para justificar la existencia de dicha plantación, motivo por el que decidieron intervenir la plantación y llevándose 345 plantas en diferentes estados de cultivo y floración.

Una asociación totalmente legal pero en la que se han detectado irregularidades

La Policía Nacional recuerda en su nota de prensa que este tipo de asociaciones son “asociaciones legalmente registradas, con fines de experimentación y abastecimiento de los miembros de la asociación para su consumo dentro del local”, si bien no se permite la salida de sustancia al exterior -algo que ellos sí detectaron-.

Igualmente, apuntan que una vez vista la documentación, han detectado varias irregularidades, como el cultivo de las plantas sin la debida regulación ni autorización administrativa por ninguna autoridad competente; que no se controla que los miembros de la asociación saquen el producto a la vía pública; o un exceso de producción, que supera el autoconsumo de los miembros de la misma.

Por todo ello, se le tomó declaración al presidente de la asociación cannábica y posteriormente fue puesto en libertad, siendo remitidas las diligencias al Juzgado de Instrucción de Guardia de Salamanca.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído