La Policía Local intercepta a un conductor que se niega a realizar la prueba de alcoholemia tras una persecución

Los hechos han tenido lugar en la pasada madrugada del 7 de mayo. Fue localizado por una patrulla en Gran Vía y tras una persecución, fue interceptado por otra. Tras ello, intentó huir a pie

 Policía Gran Vía
Policía Gran Vía

La Policía Local ha denunciado a un conductor de 42 años de edad, A.E.L., que circuló de forma temeraria por la Gran Vía y otras calles adyacentes. Este hombre fue observado por una patrulla de la Policía Local cuando circulaba a gran velocidad, efectuando varios giros bruscos y cambios de sentido, con grave peligro para los peatones y otros usuarios de las vías públicas.

Tras una persecución, el vehículo fue finalmente interceptado con la ayuda de una segunda patrulla de la Policía Nacional en las inmediaciones de la Gran Vía con la plaza de San Julián, a la que había accedido por dirección prohibida y donde el conductor abandonó el coche e intentó huir a pie, siendo alcanzado inmediatamente. Fue denunciado por conducción temeraria. Al ofrecer síntomas evidentes de embriaguez, A.E.L. fue propuesto para ser sometido al control de alcoholemia, negándose e rotundo e incluso amenazando primero e intentando agredir después a los policías actuantes, siendo asimismo denunciado por todo ello y finalmente detenido

Los hechos descritos, que pueden ser constitutivos de varios delitos, algunos contra la seguridad vial, ocurrieron a las cinco de la madrugada del día 7 de mayo. El vehículo fue inmovilizado y retirado por la grúa municipal.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído