La Guardia Civil ha detenido a un preso zamorano de 32 años, R.F.R., que se fugó a las puertas de la Audiencia Provincial de Zamora, justo el momento en el que se abrieron las puertas del furgón que le trasladó desde el Centro Penitenciario de Topas. No es la primera vez que logra fugarse, pues en octubre de 2010 lo consiguió al escapar de un centro de rehabilitación y el pasado mes de octubre durante una excursión a Sanabri, siendo localizado después en una nave del barrio Tejares de Salamanca.
 
El sujeto, que iba a declarar ante el juez por motivos que no han trascendido por parte del instituto armado, empujó a los agentes que le custodiaban y huyó corriendo, aprovechando la ventaja obtenida al parecer mediante la fabricación de una llave con la que quedó libre de las esposas. Nada más producirse la fuga, el corazón de la capital zamorana vivió momentos de cierta confusión y alarma, especialmente en la céntrica calle de Santa Clara, cuando coches de la Policía Nacional circulaban por esta emblemática zona en dirección a la Audiencia Provincial. Horas después fue arrestado en la misma ciudad.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído