​La primavera más negra en Salamanca. Cinco trágicas muertes ocurridas en tan sólo un mes en la provincia

Tres de las muertes se han producido en un margen de sólo 96 horas

 WhatsApp Image 2018 05 14 at 13.27.31
WhatsApp Image 2018 05 14 at 13.27.31

Es la primavera más triste en materia de sucesos que se recuerda en Salamanca. Así lo atestiguan las cinco trágicas muertes ocurridas en apenas un mes en capital y provincia, las tres últimas acaecidas en un margen de sólo 96 horas.

El pasado 12 de abril, una mujer de 95 años, M.A.G., fue hallada a primera hora de la mañana en el Tormes, ahogada entre dos árboles. El hallazgo se produjo tras la llamada de madrugada al 112 de varios vecinos de la localidad, que escucharon cómo una solicitaba ayuda desde la zona del río. Hasta el lugar se desplazaron diversas patrullas de la Guardia Civil de Salamanca, que finalmente encontraron el cuerpo de la anciana en la ribera.

Días después, en la madrugada del 29 de abril, J.A.M.B., un joven de 20 años y estudiante de intercambio de la Universidad de Salamanca, falleció tras caer de una tubería cuando intentaba escalar a su casa, situada en la calle Faisán, por la fachada. La víctima intentó acceder a la vivienda por la ventana de la cocina al dejarse olvidadas las llaves. El accidente se produjo a última hora de la noche del 28 de abril y el joven, pese a ser evacuado con vida al Hospital, acabó falleciendo.

El viernes 11 de mayo, una joven de 20 años de edad y nacionalidad estadounidense murió en el Complejo Asistencial tras sufrir una parada cardiorrespiratoria en la calle Varillas. Pese a que las llamadas que alertaron a los servicios de emergencia afirmaron en un primer momento que la joven podía haber sufrido una intoxicación etílica, finalmente parece que la víctima falleció de muerte súbita, por lo que se estima que pudiera sufrir una cardiopatía previa, aunque este hecho no ha sido confirmado de manera oficial por las fuentes sanitarias que la atendieron.

El domingo 13, un bombero del Parque de Béjar murió en acto de servicio cuando trabajaba en las labores de extinción de un incendio que afectó a una vivienda de Colmenar de Montemayor. La víctima, F.S.L. de 60 años, se desplomó inconsciente en la casa y pese a que un compañero trató de reanimarle, así como los efectivos del 112 que se desplazaron al lugar del suceso, nada se pudo hacer por salvarle la vida.

Por último, un varón de avanzada edad falleció este lunes carbonizado en el interior del vehículo que conducía tras sufrir un accidente de tráfico en la carretera SA-302, a su paso por la localidad de Villaseco de los Reyes. El siniestro se produjo a las 10:16 horas de la mañana y el vehículo en el que viajaba la víctima quedó totalmente calcinado en la cuneta.

A todo esto hay que sumarle que se acaban de cumplir dos meses de la desaparición de un joven de origen boliviano de 23 años de edad, Gabriel Omar Mancilla, que falta de su casa desde el pasado 12 de marzo. El 28 de marzo se suspendió la búsqueda del joven ante la falta de indicios. Hasta ese momento, los Bomberos de Salamanca y de Villares habían rastreado las orillas del Tormes a su paso por la capital y las localidades aledañas. La búsqueda se reactivará si se produce cualquier hallazgo de interés que aportase alguna pista del paradero del joven.  

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído