Los Bomberos de Salamanca tuvieron que desplazarse anoche hasta una guardería junto al parque Würzburg, donde un acto de vandalismo desembocó en una caseta de juegos ardiendo. Las llamas se propagaron hasta la persiana del edificio anexo, aunque la rápida actuación de los servicios de extinción evitó que continuaran. Posteriormente, sobre las cuatro de la madrugada, fue un contenedor de papel en Los Ovalle el que ardió también en un nuevo acto vandálico contra el mobiliario urbano.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído