Ratificada la condena de 3 años y 4 meses de cárcel al acusado de abusar de su sobrina en Espino de la Orbada

La defensa alegó que se había vulernado el principio de presunción de inocencia pero el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha considerado que el proceso y juicio fue el debido 

 2505428
2505428

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha confirmado la pena impuesta a un hombre, A.G.C., condeando a la pena de tres años y cuatro meses de cárcel por un delito continuado de abusos sexuales y exhibicionismo por unos hechos realizados contra una sobrina suya en la localidad salmantina de Espino de la Orbada. 

La Audiencia Provincial condenó a este hombre por los hechos cometidos entre 2002 y 2012 a pena de prisión y una indemnización de 8.000 euros pero la defensa decidió recurrirla por lo que consideraba "vulneración del principio de presunción de inocencia consagrado en el artículo 24 de la Constitución e infracción de Ley en relación con los dos delitos por los que ha sido condenado su patrocinado, así como, infracción de Ley por indebida aplicación de los artículos 109 y 110 del Código Penal en cuanto a las bases para fijar la cuantía de la responsabilidad civil por lo que solicitó la revocación de la sentencia".

Sin embargo, se ha considerado que ninguna de las razones se dan en el proceso por lo que la pena se mantiene debido a que, como quedó acreditado en la sentencia, el hombre abusó de su sobrina, aprovechando la confianza familiar, en periodos vacaciones y durante algunos fines de semana, cuando la menor acudía a la vivienda. 

Así, en 2002, cuando la víctima tenía sólo 7 años, obligó a la pequeña a que le masturbara. Durante diez años le realizó tocamientos por encima de la ropa y, cuando la joven tenía 16 años, en 2012, se masturbó delante de ella y de algunas de sus amigas. Todos estos hechos llevaron a la presunta víctima a denunciar a su tío a finales de 2016, cuando ya contaba con la mayoría de edad.

Durante la vista, el acusado negó en todo momento los hechos que se le imputaban, asegurando que "es todo mentira" y que "jamás" abusó de su sobrina. El ahora condenado señaló al tribunal que pensaba que la víctima "lo hace por hacer mal" y causar "daño a la familia".

Por su parte, la víctima de los presuntos hechos juzgados, sobrina del acusado y que compareció tras un biombo para no cruzar su mirada con él, detalló que sufrió tocamientos al menos entre 2002 y 2012, y que en ese periodo de tiempo, en ocasiones, el hombre llegó a bajarse la cremallera y masturbarse delante de ella. "Cuando tenía 7 años me llevó al garaje de su casa y allí puso mi mano en su pene y la usó para masturbarse, eyaculando después".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído