​Un vecino de Villamayor se enfrenta a 20 años de prisión por golpear y robar dinero a su padre, en repetidas ocasiones

Se le atribuyen múltiples delitos y se enfrenta a una condena que, de hacerse efectiva, se convertiría en ejemplar

 252776
252776

Un varón, de iniciales G.A.R., se enfrenta a una petición total de veinte años de cárcel como presunto autor de múltiples delitos de violencia y robo perpetrados contra su padre, quien durante ?al menos- tres días vivió una auténtica pesadilla con su hijo. Una condena que, a priori, puede parecer excesiva, pero que con la Ley en la mano esa numerosa lista de actos delictivos y su reiteración, lleva a esa abultada suma.

La vista tendrá lugar este miércoles en el Juzgado de lo Penal número 1 situado en el edificio de la Plaza de Colón de la capital salmantina. Allí se juzgarán unos hechos que, según el escrito de valoración previa del Ministerio Fiscal, comenzaron el 25 de julio de 2019.  Ese día el varón acudió a la casa de su padre, situada en el municipio de Villamayor, a las 6:00 horas de la mañana y allí le exigió a su progenitor dinero, haciendo caso omiso a una orden de alejamiento que tenía previamente establecida -por diferentes amenazas y discusiones que publicó en su día este medio-. Ante la primera negativa de este a hacerle entrega de cantidad monetaria alguna, G.A.R., presuntamente, le retorció el brazo y le propinó dos puñetazos en la cara, robándole después 50 euros.

Ese mismo jueves, pero a las 19:30 horas, el acusado acudió de nuevo a la vivienda familiar y allí, según el escrito del representante público, agarró a su padre del cuello y lo lanzó contra el suelo, quitándole 40 euros que este portaba en el bolsillo, así como la tarjeta de crédito.

Al día siguiente y, precisamente, a la misma hora de la tarde volvió de nuevo a casa de sus padres. Apareció otra vez con actitud desafiante y después de forcejear con su progenitor logró arrebatarle otros 40 euros más.

Dos días después, el 28 de julio a las 2:15 horas de la madrugada, no contento con su actitud en las anteriores veces y de un modo violento, volvió a quitarle a su padre dinero en efectivo, esta vez 60 euros, marchándose acto seguido de la vivienda, pero apareciendo de nuevo dos horas después, momento en el que fue detenido por agentes de la Policía Nacional.

Por estos hechos, G.A.R. se enfrenta a una solicitud de pena que suma un total de 20 años de prisión y que se dividen de la siguiente forma. El Ministerio Fiscal solicita cinco años de cárcel por cada uno de los tres presuntos delitos de robo con violencia, un año por el continuado de quebrantamiento de orden de alejamiento, ocho meses por cada uno de los tres presuntos delitos de maltrato familiar ?que suman un total de dos años- y una solicitud de otros dos años por un presunto delito de maltrato habitual.

Será, sin duda, un complicado trabajo para las partes intervinientes de la vista oral que, de hacerse efectiva la solicitud de pena del Ministerio Fiscal, se convertiría en una condena ejemplar para G.A.R. a quien además se le solicita una orden de alejamiento superior a los 250 metros y no podrá, por ello, acercarse a esa distancia ni a su padre, L.A., ni a la vivienda familiar. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído