El joven de 24 años natural de Vitoria, R.E.C., alias 'El cojo', autor del apuñalamiento en el cuello a un vendedor de globos en la plaza del Corrillo en septiembre de 2011, cumplirá siete años y medio de cárcel. Aunque el fiscal solicitaba doce años de prisión al considerarle autor de un delito de asesinato en tentativa, reclamándole además una indemnización para la víctima, un joven de 21 años, J.A.C., las partes han llegado a un acuerdo antes de celebrarse el juicio en la Audiencia Provincial.

Así, el acusado finalmente tendrá que indemnizar a la víctima con 68.600 euros por un delito de intento de homicidio realizado de forma sorpresiva e imprevista. A pesar de que finalmente el juicio no llegó a desarrollarse, el acusado respondió a algunas cuestiones sobre la tarde del suceso, reconociendo haberse dirigido hacia la víctima con una navaja, sin embargo dijo no acordarse del apuñalamiento en el cuello, ni ser consciente de que éste pudiera haber sido causa de muerte en la víctima. Explicó que se asustó tanto por lo que había hecho que escapó hacia el Barrio Chino. También atribuyó su estado "inconsciente", según él, a que "el hecho ocurrió durante las fiestas e iba bebido". Se da la circunstancia de que en aquel momento el agresor tenía tres requisitorias judiciales, dos de detención y personación por los Juzgados de Instrucción 1 y 3 de Salamanca y otra de detención e ingreso en prisión por el Juzgado de lo Penal 1 de Salamanca, por lesiones con armas.

 
Los hechos se produjeron el 11 de septiembre de 2011 a las 18:30 horas en la plaza del Corrillo. Al parecer se produjo una discusión entre el herido y el presunto agresor, que solía frecuentar el lugar, conocido como 'Richard'. De repente, le habría apuñalado en el cuello, huyendo del lugar. En el lugar los policías intervinieron debajo de una mesa una navaja multiusos, con la hoja abierta, presuntamente perteneciente al herido.
 
Un agente de la Policía Local libre de servicio que tenía conocimiento de los hechos siguió al individuo que respondía a las características del agresor hasta interceptarle en la calle Tahonas Viejas, donde le identificó y detuvo al observar que la camiseta y el pantalón tenían restos de sangre. Durante el cacheo de seguridad también le intervino una navaja, presuntamente el arma agresora, que el joven sacó de una rodillera ortopédica que llevaba en la rodilla derecha. En una mochila que portaba el detenido se intervino una defensa extensible y una bolsita con trozos de porcelana de bujía, de los habitualmente utilizados para fracturar ventanillas de vehículos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído