Suspendido el juicio contra el presunto cabecilla de la estafa de jamones en la que fue víctima una empresa de Guijuelo

EP

1 Comentarios

El acusado, junto a un agente de la Guardia Civil, comparece en la Audiencia de Valladolid. EP
El acusado, junto a un agente de la Guardia Civil, comparece en la Audiencia de Valladolid. EP

La Audiencia de Valladolid ha acordado este miércoles suspender el juicio que iba a celebrar contra José A.N, presunto 'cabecilla' de una estafa de jamones a escala nacional, con el fin de hacer coincidir en el banquillo al aludido y a su supuesto 'hombre de paja', Diego L.G, cuya llegada a España procedente de Argentina, donde cumple condena por tráfico de drogas, está prevista para el sábado, 7 de mayo.

Lo ocurrido es una más de las distintas vicisitudes de un proceso seguido contra cinco personas, de las cuales Antonio Mariano G.H. y José Javier C.G. ya se conformaron en su día con penas de dos años de prisión y el resto sigue aún pendiente de juicio, tanto José A.N y su hijo Julián A.T--es el único que sigue prófugo de la Justicia-- como Diego L.G.

Las suspensión de la presente vista, estimada por la Sección Segunda de lo Penal, ha sido solicitada por el fiscal del caso tras tener conocimiento por la Policía Nacional de la llegada este próximo sábado de Diego L.G, una vez concedida su extradición desde Argentina donde cumple una condena de cinco años por tráfico de drogas. No se trata de la única pena por los mismos hechos, ya que anteriormente cumplió otros cuatro en una cárcel de Brasil.

Una vez en España, el presunto implicado en la estafa de jamones será puesto a disposición del tribunal vallisoletano, que ya ha fijado el juicio correspondiente para los días 16 y 17 de junio, fechas en las que Diego L.G. compartirá entonces banquillo con el supuesto líder de la trama, el empresario José A.N, también privado de libertad por esta causa tras haber estado desaparecido al igual que su hijo, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Fiscalía solicita para José A.N. una condena de siete años y cinco años y medio para Diego L.G. por un delito continuado de estafa y otro de pertenencia a grupo criminal por concertarse para a través de la mercantil Dismarianga SLU, con sede en Valladolid, adquirir mercancías, en su mayoría de productos cárnicos y lácteos, sin abonar el importe de los pedidos.

Si bien en un principio abonaban los pedidos iniciales, para así ganarse la confianza de sus víctimas, a posteriori realizaban pedidos mucho más cuantiosos y una vez recibida la mercancía simulaban el abono mediante pagarés los cuales, llegado su vencimiento, eran devueltos por los bancos por falta de fondos.

Mediante este procedimiento, a lo largo de 2011, realizaron numerosos pedidos de mercancía a empresas radicadas en distintos puntos de España, desde Valladolid, Lugo, Leganés, Madrid, Barcelona, Guijuelo (Salamanca), Girona, Badajoz y Segovia, de las que obtuvieron genero por importe global de 446.196 euros que no abonaron.

En el organigrama de la organización, a José A.N. los acusadores le confieren el papel de "cabecilla", tomando las decisiones de la empresa pese a no aparecer nunca frente a los proveedores ni firmar documento alguno, mientras que José Javier C.G. era el principal apoyo del primero y quien, en un mismo nivel por su poder de decisión, actuaba ante las víctimas como comercial de la mercantil, contactando con ellos, realizando los pedidos y entregando los pagarés.

Un hijo del primero, Julián A.T. se dedicaba, presuntamente, a dar servicio y apoyo a los anteriores, mientras que Antonio Mariano G.H. y Diego L.G. figuraban frente a terceros como administradores y dueños de la mercantil.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído