La Guardia Civil ha detenido en la localidad alicantina de Benidoleig a tres empresarios de una ganadería como presuntos autores de un delito de estafa y pertenencia a grupo criminal. Las estafas, por valor de casi 18.000 euros, fueron realizadas a empresas agrícolas de Sevilla, Murcia, Alicante y Salamanca según informa la Guardia Civil.

Las denuncias se iniciaron cuando un empresario agrícola de una localidad de Sevilla, denunció ser víctima de una estafa. Al parecer un empresario alicantino le había solicitado un pedido de 22 toneladas de avena.

Los detenidos fijaban el lugar de entrega en un descampado que nada tenía que ver con la ganadería que regentaban, para evitar ser localizados posteriormente por los transportistas.

Al realizar la entrega del producto, que iba a ser pagado en efectivo, los detenidos comenzaban inmediatamente la descarga del camión que lo transportaba. Una vez descargado el camión, el cabecilla del grupo le entregaba al transportista un pagaré por el valor acordado, alegando que no disponían de efectivo, por lo que no tenía más remedio que aceptarlo, ya que la mercancía estaba descargada.

Al intentar cobrar el cheque al día siguiente, la entidad bancaria informaba  la falta de fondos en la cuenta de pago, ocasionado además unos gastos de gestión que tenían que pagar los perjudicados.

El grupo, perfectamente estructurado, sabía perfectamente como engañar a los proveedores. Contrataban empresas de otras provincias, para dificultar los tiempos del transporte. Coordinaban las entregas en avanzado horario de tarde, para evitar que pudieran ir a una entidad bancaria a comprobar los cheques.

Uno de los empresarios estafados, tuvo conocimiento del nombre real de la ganadería, y se presentó en ella para cobrar en mano, pero uno de los detenidos se puso en actitud agresiva, e incluso intentó atropellarle con su vehículo, por lo que tuvo que desistir.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído