El TSJ confirma la condena a cuatro años de prisión a un salmantino por abusar sexualmente de su sobrino menor de edad y con discapacidad

El Alto Tribunal ha desestimado el recurso de apelación presentado por el condenado confirmando, por tanto, íntegramente el fallo impuesto por la Audiencia Provincial

0 Comentarios

Audiencia Provincial Juicios Juzgado Fiscalía Menores (17)
Audiencia Provincial Juicios Juzgado Fiscalía Menores (17)

El Tribunal Superior de Justicia ha confirmado la pena impuesta a un salmantino por abusar sexualmente de su sobrino menor de edad y con discapacidad. En concreto, la Audiencia Provincial lo había condenado a cuatro años de prisión por estos hechos, frente a los que el entonces condenado presentó un recurso de apelación al no estar de acuerdo con el fallo del Tribunal. Ahora, casi un año después de dictarse sentencial, el Alto Tribunal ha desestimado las alegaciones contra dicha sentencia confirmando, por tanto, íntegramente la misma. 

Entonces el varón fue condenado a cuatro años de cárcel por la Audiencia Provincial de Salamanca por un delito de abusos sexuales. El condenado, con un grado de discapacidad del 71% por retraso mental ligero de etiología no filiada, abusó sexualmente en enero de 2019 de su sobrino menor de edad y que presenta un grado de discapacidad mayor que el de su tío.

Precisamente el tribunal apunta en la sentencia condenatoria que el acusado “conserva su capacidad de comprender lo que está bien y mal por lo que no tiene disminuidas sus capacidades cognitivas ni volitivas en relación con los hechos objeto de enjuiciamiento y conoce suficientemente el estado en el que se encuentra su sobrino”.

Los hechos por los que ha sido condenado este salmantino se remontan a enero de 2019 cuando el tío del menor aprovechó las visitas de este a casa de otros familiares maternos para llevar a cabo los abusos sexuales.

Mientras el resto de la familia permanecía ajeno a esta situación, instó al menor a darle masajes en los glúteos valiéndose para ello de unos "peluches" con los que el menor habitualmente jugaba, y que también acostumbraba a pasarle a su tío como si fueran un balón.

Según indica la sentencia, en el curso de estas actividades, al menos en una ocasión, los masajes se llevaron a cabo estando el tío desnudo y bocarriba, tocando primero a su sobrino en el pene para enseñarle cómo debía darle los "masajes" y tocando este a su tío con los peluches y luego con sus manos y masajeándole hasta que eyaculaba en presencia del menor al que le advirtió que se trataban de un secreto y que no debía contárselo a nadie.

La Audiencia Provincial, no obstante, ha pedido al Gobierno de España un indulto para la reducción de la pena a la mitad y una magistrada ha emitido un voto particular para la absolución completa al entender que “ni los hechos ni la autoría están acreditados”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído