El vandaval que ha afectado a la provincia de Salamanca durante la tarde de este jueves se ha dejado notar con especial incidencia en la capital, donde los bomberos han tenido que realizar varias salidas por aviso de desprendimientos de cornisa. Así, fueron requeridos hasta en ocho ocasiones para retirar de la vía pública canalones, tejas, señalizaciones viarias desprendidas y árboles caídos que dificultaban el tránsito de vehículos. La calle Gardenia y la avenida de Federico Anaya, junto a la rotonda de Doña Urraca, han sido algunos de los lugares donde han intervenido, siendo acordonados después por la Policía Local sin que se haya registrado ningún herido. José Jáuregui, Maestro Soler y el colegio Hernán Cortés fueron otros de los lugares a los que tuvo que acudir la Policía Local.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído