La gripe es el virus que ha provocado más absentismo laboral con una de cada cinco bajas

La gripe es el virus que ha provocado más absentismo laboral con una de cada cinco bajas

El 25% de los enfermos por gripe ha perdido siete días de trabajo, según el comparador de seguros de salud Acierto. Esto supone un impacto económico de 1.520 millones de euros en todo el territorio nacional

El virus de la gripe ha provocado hasta 472 fallecimientos en España desde el inicio de la temporada 2017-2018 hasta febrero, declarándose en algunas comunidades autónomas la situación de epidemia. Se trata de una cifra alarmante que va en aumento. De hecho, durante la última semana de 2017 los casos en España prácticamente se duplicaron. En concreto se pasó de 121 casos por cada 100.000 habitantes a 208. Además, el 25% de los trabajadores afectados necesita unos siete días de baja para recuperarse. Esto ocasiona un impacto económico en torno a los 1.520 millones de euros.

La máxima incidencia de esta enfermedad se observa en otoño e invierno. Su período de incubación es de 48 horas y se transmite por el aire. Sus principales síntomas son fiebre elevada, dolor de cabeza, dolores musculares, estornudos, tos intensa, lagrimeo y faringitis leve. Pero incluso en los casos leves, la gripe es el virus que más absentismo laboral provoca en España, llegando a provocar una de cada cinco bajas laborales, según los datos que maneja el comparador de seguros de salud Acierto.com.

Comparativa del tiempo de baja con otras enfermedades

Sin embargo, a pesar de ser la enfermedad con más incidencia en las bajas, no es la que más tiempo de absentismo provoca. En primer lugar, llegando a los 120 días está la anorexia nerviosa, seguida de los 90 días que provocan la lepra y la esquizofrenia. En tercer lugar, la rabia y la fractura de tobillo provocan 60 días de baja. En los últimos puestos están la embolia y trombosis cerebral con 45 días y las varices o mordeduras de rata con 30 días.

Incidencia de la crisis económica en la salud

La crisis económica también afectó a la salud de los trabajadores, pues aumentó su nivel de estrés ante el temor a perder su puesto, e hizo que más de uno se lo pensara dos veces antes de solicitar una baja por enfermedad leve. Los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social de esos años reflejan que el número de partes de baja comunicados en el año 2012 se redujeron en un 13,30% respecto a 2011. Y en 2013 bajaron aún más. La inestabilidad económica y las reformas laborales aprobadas en 2010 y 2012, más flexibles en las condiciones de despido, generaron miedo por no estar físicamente en el puesto de trabajo y resultar prescindibles para la empresa.

En el otro lado de la balanza se encuentran los trabajadores que se encuentran en perfecto estado y simulan estar enfermos para disfrutar de una baja. El fraude que puede haber en bajas ronda entre el 10% y el 15%.

Comentarios
Lo más