FÚTBOL BASE

Trifulca tras el partido entre Unionistas y Carbajosa en Prebenjamín

Imagen de archivo de un encuentro disputado por el Carbajosa en fútbol base
Trifulca tras el partido entre Unionistas y Carbajosa en Prebenjamín

Varios padres del equipo visitante han bajado al terreno de juego a increpar al colegiado tras pitar el final del partido en lugar de una falta en la que un pequeño del Carbajosa había empezado a llorar

Tensa mañana la de este domingo en el Rosa Colorado durante un partido de Primera Prebenajamín entre Unionistas y Carbajosa. Ua vez finalizado el choque, se ha formado un tumulto en torno al árbitro en el que padres del Carbajosa han proferido insultos y amenazas al encargado de impartir justicia durante el duelo.

En un partido con tenso clima en la grada, según reconoce el entrenador del cuadro blanquinegro, Chechu Álvarez, los acontecimientos de han precipitado cuando se sobrevenía el final.

La jugada que ha desatado las hostilidades ha sido un lance en el que un jugador del Carbajosa se ha hecho daño y ha comenzado a llorar. La decisión del árbitro ha sido decretar el final del encuentro en lugar de castigar la acción como falta.

En ese momento, algunos padres del conjunto arlequinado han elevado el tono de su protestas y han acabado descendiendo al terreno de juego donde han proferido insultos y amenazas hacia el trencilla.

La actitud del presidente del Carbajosa, según el técnico de Unionistas, ha sido la de conciliar y poner paz en una situación que ha llegado a resultar muy tensa. Finalmente, el tumulto se ha disuelto sin llegar a mayores consecuencias.

“El árbitro lo que ha hecho es salir corriendo. No han ido contra él. Lo que ha pasado es que los padres de los niños de mi equipo han bajado a consolar a los niños y es cierto que algo le han dicho al árbitro. Y los de Unionistas han salido como flechas al campo. Pero todo se ha solucionado dentro. Ha sido mucho menos de lo que parece”, ha explicado a SALAMANCA24HORAS Rivas, entrenador del prebenjamín del Carbajosa.

Acta del partido

El colegiado reflejó en el acta lo sucedido: “Al pitar el final del partido, varios aficionados bajaron a recriminarse que los niños del Carbajosa estaban llorando y diciéndome con palabras textuales: “eres un sinvergüenza”. Por ello, tomé la decisión de abandonar el terreno de juego estando acompañado en el campo, pero no hasta el vestuario, por el delegado de campo”.

Comentarios
Lo más