Los ‘yayogaitas’ se manifiestan este jueves por una subida de pensiones acorde al coste real de la vida

Los ‘yayogaitas’ se manifiestan este jueves por una subida de pensiones acorde al coste real de la vida

La concentración en Salamanca ha sido en la Plaza Mayor de Salamanca a las 12 horas y se suma a las celebradas en más de 100 localidades y más 40 capitales de provincia

Este jueves cientos de ancianos se manifestaron en más de 100 localidades de toda España para reclamar un sistema público de pensiones y una subida acorde al coste de la vida real. Y Salamanca es una de ellas. Así, la concentración de los ‘yayogaitas’, como ellos mismos se han autodefinido, comenzó a las 12 horas en la Plaza Mayor, frente al Ayuntamiento.

Una de las portavoces de esta plataforma, Julia Pareja, ha explicado que son una coordinadora en Salamanca que pretende “la defensa del sistema público de pensiones”, ya que “hay gente que no se ha dado cuenta que este sistema está siendo atacado por varios flancos”, y lo que estos pensionistas pretenden es “defender a capa y espada el sistema y una subida digna, porque nos la merecemos”.

Así, Julia Pareja recordó que en los últimos meses “hemos asistido a una reivindicación constante de la Constitución” y que precisamente en esta se recoge, en el Artículo 50, “la obligación de los Poderes Públicos de garantizar, mediante unas pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas –algo que no sucede, matizó- la suficiencia económica de los ciudadanos durante la tercera edad”, además de promover su bienestar mediante un sistema de servicios sociales que atenderá sus problemas específicos de salud, vivienda, cultura y ocio.

Sin embargo, la portavoz denunció que la subida del 0,25% se antoja insuficiente “cuando la luz sube un 10% y el gas natural más del 6%”, por lo que a lo largo de estos años las pensiones “no sólo no han subido, sino que han bajado”, perdiendo así poder adquisitivo.

“Somos 10 millones de pensionistas y, por tanto, 10 millones de votos”

Otro de los portavoces de los ‘yayogaitas’, Adolfo Masanet, recordó que en toda España son 10 millones de pensionistas y que, por tanto, en sus manos “están 10 millones de votos”, y que en el momento de votar “posiblemente apoyaremos a aquellos que se comprometan a mantener el sistema público y nos abstendremos si no hay un apoyo explícito para defender el sistema público de pensiones”.

Un sistema en el que “nos están vendiendo la idea de que hay que hacer planes de pensiones privadas para sobrevivir”, se quejó Adolfo Masanet, ya que estos son “negocios para el banco, nunca jamás para los pensionistas”, ya que el rendimiento neto máximo de los dos mejores planes privados que existen en España apenas es del 0,3% al año, a lo que hay que quitar el impuesto que hay que abonar cuando se liquida, por lo que “el resultado siempre es negativo para el ciudadano y positivo para el banco”.

Adolfo Masanet quiso, igualmente, denunciar que cuando una mujer enviuda, además de la pérdida, “pierde el 50% de su pensión” mientras que “el Estado social en el que vivimos” no le presta ninguna otra ayuda económica, por lo que “una señora que enviuda, se empobrece”.

Esto hace que “el Estado se vuelva cada vez más machista”, ya que son las mujeres quienes gozan de una pensión más baja al no haber accedido al mercado laboral remunerado a lo largo de su vida, por lo que al no recibir ninguna ayuda cuando muere su marido “se está demostrando un estado incívico, insolidario y además machista”, sentenció Adolfo Masanet.

Y no sólo son las viudas quienes empobrecen, sino que de los 10 millones de pensionistas, “más de la mitad (las mujeres) viven bajo el umbral de la pobreza”, concretó otro de los portavoces de los ‘yayogaitas’, Manuel Fresno. Unos pensionistas “que están pasando necesidades económicas en todos los sentidos y no se les cubre por parte del estado lo más mínimo”, lamentaba.

Por ello, Manuel Fresno ha pedido “la reducción hasta la desaparición la brecha de género”, porque como recordó “las mujeres están cobrando menos que los hombres”. Además, también reclamarán que la pensión mínima sea de 1.080 euros “y que garantice con dignidad los criterios de la Carta Social Europea”, además de “revalorizar automáticamente las pensiones al IPC real”, algo que también recoge el Pacto de Toledo, lo que también incluiría la recuperación de todo lo perdido desde 2011.

Comentarios
Lo más