Adavas destaca en su informe anual que las víctimas jóvenes “solicitan ayuda antes para salir de la situación abusiva”

Adavas destaca en su informe anual que las víctimas jóvenes “solicitan ayuda antes para salir de la situación abusiva”

La asociación atendió a un total de 153 casos, de los cuales la mayoría respondían a violencia de género. Además, casi 7 de cada 10 lograron abandonar al agresor

Adavas explicó hoy en rueda de prensa el informe anual de actividades donde detalla todoso los servicios ofrecidos a lo largo del pasado año.

Así, el Servicio de Asistencia Social de Adavas a las víctimas realizó un total de 810 actuaciones, de las cuáles 620 correspondían al programa de malos tratos y 190 al programa de violencia sexual. Finalmente, el número de casos atendidos fueron 153, siendo 115 casos relacionados con la violencia de género y 38 por violencia sexual.

La asociación destacó que en 23 de esos casos, las víctimas eran menores de edad, siendo el 65% de ellos situaciones de abuso o agresión sexual a los que hay que añadir 8 casos de personas adultas que sufrieron abusos sexuales en su infancia y juventud. De igual manera, sólo 24 de los casos atendidos fueron personas extranjeras, todas con una situación regularizada en el país, y siendo el 63% de estas víctimas del maltrato.

Asimismo, en el informe se recoge que 9 de las víctimas atendidas presentaban y tenían reconocida algún tipo de discapacidad, reclamando 7 de ellas ayuda por situaciones del maltrato y dos por acoso; además, el 32% de las personas atendidas residía en un municipio de la provincia, un dato que se viene manteniendo en los últimos años.

La presidenta de Adavas, Raquel López, detalló que han visto incrementados ligeramente los casos en los que una persona cercana a la víctima solicita la primera cita con la asociación, y la edad mayoritaria de personas que acuden al centro son de entre 31 a 64 años (un 66%).

Otro dato a destacar es que el 45% de las mujeres que acudieron estaban en situación de empleo, más que las que acudieron en situación de desempleo (44%), estaban estudiando (5%) o recibían una pensión (6%). Y, del total, el 68% consiguieron abandonar al agresor, un 3% menos que el pasado año.

La mayoría de mujeres (52%) estaban sufriendo una situación de maltrato desde hacía más de 10 años, y tan sólo un 12% había durado unos meses. También aumentó el número de mujeres que acudieron y tenían hijos a su cargo (69%) en relación con el año pasado (57%).

Casi una de cada cuatro víctimas era menor de 16 años

En un 39% de los casos atendidos, la víctima era menos de 16 años, y el 29% tenía una edad comprendida entre los 19 y los 30 años, siendo el 8% de las mujeres que acudieron y que tenían 17 o 18 años. Raquel López explicó que han notado que estas mujeres jóvenes acuden con mayor facilidad y piden ayuda antes que las más mayores, lo que explicaría este gran dato.

Asimismo, un 10% de los agresores eran menos de 16 años, si bien el mayor porcentaje se situaba entre los 31 y 64 años (37%), seguidos por los hombres entre 19 y 30 años (27%). Unos agresores que, en el 63% de los casos de abuso sexual, se produjo por una persona del entorno directo de la víctima.

El Servicio de Tratamiento Psicológico a Víctimas y Familiares atendió a más de 100 personas

Como explicó la abogada de la asociación, Manuela Torres, el Servicio de Tratamiento Psicológico a Víctimas y Familiares atendió a 90 víctimas (de las cuales 72 son de nueva intervención en 2017) y a 22 familiares, ofreciendo un total de 566 sesiones terapéuticas.

La edad media de las personas tratadas se sitúa en 29 años, habiendo bajado el rango de edad y aumentando el número de víctimas que solicitan ayuda entre los 16 y 25 años, por la misma razón que destacó antes Raquel López, como recordó Manuela Torres, “porque las víctimas de esas edades solicitan antes ayuda para salir de la situación abusiva”.

Además, la abogada también quiso remarcar que muchas de las atenciones psicológicas se han dado a hijos de víctimas de violencia de género y que se negaban ver a su padre al haber visto situaciones de violencia. Es decir, que “desmitificamos el mito de la madre influyente que pretende que sus hijos no vean a su padre”, sino que ocurre todo lo contrario.

Más de la mitad de las medidas de protección solicitadas en delitos sexuales fueron denegadas

En el informe ofrecido, Adavas detalló que su despacho jurídico atendió a 87 víctimas, de los cuales 59 fueron por delitos de maltrato y 28 en delitos sexuales.

Además, Manuela Torres destacó que en el 95% de casos de delitos sexuales, la víctima denunció, lo que supone un incremento del 15% respecto al año pasado. También se aumentó las denuncias por maltrato, ascendiendo al 68% de los casos producidos, un 8% más que en 2016.

Por ello, la abogada resaltó que se ha incrementado en torno a un 20% las denuncias pero, que en análisis global, aún son muchas las víctimas que no se atreven a interponer denuncias, muchas veces por “miedo, culpabilidad o desconfianza en la administración”. Y puso el ejemplo de que el 55% de las medidas de protección en delitos sexuales fueron denegadas, un porcentaje que ascendió respecto al año anterior.

Así, Adavas considera que se debe dotar de una eficaz protección a la víctima para que pueda denunciar con garantías y se debe realizar una adecuada valoración del riesgo, ya que en la mayoría de los supuestos se les califica por el sistema de ‘riesgo bajo’, detalló Manuela Torres. 

Comentarios
Lo más