“Hay mucha gente dispuesta a muchas cosas cuando vean que su futuro y el de sus hijos está en juego”

Concentración de los 'yayogaitas' el pasado jueves
“Hay mucha gente dispuesta a muchas cosas cuando vean que su futuro y el de sus hijos está en juego”

Los jubilados creen que, de seguir todo igual, en el futuro “se tendrán pensiones más bajas”, especialmente si los jóvenes tienen empleos precarios. Por todo ello, estos ‘yayogaitas’ creen que la única solución es que la gente reaccione

El futuro de las pensiones no está asegurado. Esta es la idea que tienen todos los jubilados que el pasado jueves, 22 de febrero, salieron a la calle a manifestarse en más de 100 localidades, entre ellas Salamanca, por la defensa de un sistema público de pensiones.

Y es que los autodenominados ‘yayogaitas’, una plataforma transversal que busca mantener y mejorar el modelo actual de pensiones, son conscientes de que los recortes y nuevas ideas que surgen en torno a la jubilación (como retrasar la edad para alcanzarla hasta los 75 años) no les afectarán a ellos, que ya están retirados del mundo laboral, sino a las generaciones venideras.

Unas generaciones que están condenadas al ostracismo si no comienzan a reaccionar, y es que “se tendrán pensiones más bajas”, aseguran varios de los ‘yayogaitas’, ya que “casi todos los jóvenes tienen empleos precarios, y si tienes un empleo precario tu cotización es mucho menor que la de aquel que tiene un empleo consolidado, fijo y estable”, explica Julia, que continúa razonando que “si cotizas poco y te lo cuentan ya desde que empiezas, está claro que te está bajando la media” antes de sentenciar “tú pensión será menor trabajes 40 o 47 años”. Un discurso que todos sus compañeros apoyan y sostienen y al que no quieren hacer ninguna apreciación.

Continuando con el tema de los jóvenes, Masanet recuerda que tanto ni ellos ni la gente de mediana edad “se mueven”, ya que “con el miedo en el cuerpo, si me muevo o si hago huelga, igual me echan”, por lo que pese “a tener un salario asqueroso, no me muevo por si acaso” Esto, como sostiene rotundamente, es “coacción del Gobierno y de la sociedad para que la gente viva con miedo”, y cree que la única solución es que la gente reaccione.

Los jóvenes tienen que irse a trabajar al extranjero “a empleos de miseria también”, afirma Masanet, algo que apoya Julia Pareja, quien cree que “tenemos a los mejores camareros y ayudantes de todo”. “Nos quieren ser amordazados y, a ser posibles, de rodillas, pero eso nosotros no lo vamos a consentir”, asegura Masanet.

Si el otro día éramos más de 100 localidades, es que algo hay, opina Victorino. “Hay mucha gente dispuesta a muchas cosas cuando vean que su futuro y el de sus hijos está en juego”.

La jubilación a los 75 años, una “milonga” de los empresarios

“O sea, que yo con casi 73 años, no tendría que estar jubilada, ¿no? Muy bien”, manifiesta Julia Pareja, en tono irónico, ante la idea del Círculo de Empresarios de que la edad de jubilación debería retrasarse aún más, los ‘yayogaitas’ muestras su indignación.

Adolfo Masanet incide más en lo nefasto de la idea y pone como ejemplo que “hay muchísimos jóvenes sin empleo y otros muchos más con empleos precarios” que podría ocupar a la perfección los puestos de trabajo de todos aquellos que se jubilasen.

“Que no nos vengan con milongas de que hay que trabajar más tiempo”. Masanet continúa su intervención tajante, y denuncia que un empresario de la construcción “jamás contrataría a una persona de 65 años para que se suba a un andamio”, ya que a esas edades normalmente se ha dejado de ser tan válido para desarrollar un trabajo físico.

De igual manera, el portavoz de los ‘yayogaitas’ recuerda que “las pensiones son totalmente sostenibles”, como demuestra que sí haya dinero “para el Ejército o las Fuerzas Armadas”, cuyo presupuesto se va a incrementar en 38.000 millones de euros, afirma, “pero sin embargo, ¿para las pensiones no hay? Que no nos vengan vendiendo ninguna moto”.

Así, lo que realmente está ocurriendo “es que quieren meter miedo a los pensionistas para que hagan planes de pensiones privados, nada más”, asegura Adolfo Masanet, quien les recomienda a los empresarios que sean ellos los que trabajen hasta los 75 años y que no pongan como ejemplo a “la señora Villalobos”, sino que sean realistas y piensen que un albañil o un transportista “que se pase en la carretera 10 o 12 horas” no pueden trabajar hasta tan avanzada edad, como también remarca su compañero Chiqui.

Manuel Fresno muestra su acuerdo también con la idea de que se debería potenciar más el trabajo juvenil, puesto que la tasa de paro de esta edad asciende al 25%, por lo que le resulta “cuanto menos surrealista que nos digan que hay que jubilarse a los 70 cuando existe esa tasa de paro juvenil”, ya que además estos jóvenes están “completamente formados en su inmensa mayoría, y tienen que coger y largarse donde buenamente puedan, porque la madrastra (refiriéndose a España), que no es una madre, los maltrata. Así de fácil”. 

Comentarios
Lo más