​La USAL combinará su programación cultural habitual con una especial con motivo del VIII Centenario

​La USAL combinará su programación cultural habitual con una especial con motivo del VIII Centenario

Según el vicerrector de Política Académica y Participación Social y máximo responsable de la efeméride universitaria, Enrique Cabero, ha destacado que este será “un año muy diferente desde el punto de vista cultural”


La Universidad de Salamanca ha presentado un avance de la programación cultural de estos primeros meses del 2018. La mayor novedad será, como ha explicado el vicerrector de Política Académica y Participación Social, Enrique Cabero, “la colaboración con la Oficina del VIII Centenario de la USAL”.

De esta manera, se ha estructurado el Vicerrectorado que dirige Cabero “para que se pueda trabajar de manera coordinada” y, así, impulsar y compatibilizar la programación habitual de la institución universitaria con la que se realizará con motivo del VIII Centenario, haciendo que este sea “un año muy diferente desde el punto de vista cultural”, como afirmó el propio vicerrector.

Así, la actividad de la Universidad “sale reforzada” ya que a la programación de la efeméride de los 800 años hay que sumarle “las actividades que se mantienen con normalidad y que gestiona y define el Servicio de Actividades Culturales”, detalló Cabero.

Varios son los criterios que han definido esta “programación especial y que cuenta con novedades relevantes respecto a lo que es la programación cultural de la USAL”, explicó el vicerrector de Política Académica y Participación Social.

Estos serán reforzar el carácter participativo, ya que estarán abiertas a todos los públicos, preferencias y gustos “y no sólo a la comunidad universitaria, sino a la sociedad en general”; asimismo, se incorporan contenidos en la programación “pensados para participar no sólo como espectadores, sino en la propia generación del contenido”, aseguró Enrique Cabero.

Todos estos son “criterios que coinciden con los señalados por el rector para este mandato y para el VIII Centenario”, recordó Cabero, lo que hace que esta efeméride “ofrezca novedades culturales y responda a un discurso de institución que tiene que ver con la celebración”. Será, por tanto, “una programación abierta y participativa para quienes decidan asistir a las actividades que se anuncian”, señaló el vicerrector.

“En definitiva, estamos ante un nuevo modelo, el propio del 2018, donde confluyen junto con oros servicios de la Universidad”, avanzó Cabero, demostrando así que se ha realizado “un trabajo para que, coordinando esfuerzos internos y con otras instituciones, podamos ofrecer un programa nuevo, más amplio, más competo y más participativo”, finalizó el vicerrector. Y es que como él mismo contempló, esta programación “es un claro ejemplo de coordinación y colaboración interinstitucional”.

Las actividades del VIII Centenario, “de naturaleza extraordinaria”, confluirán con la actividad tradicional

Alberto Martín Expósito, director de la Programación del VIII Centenario, explicó que se ha buscado el “confluir en una misma programación las actividades del VIII Centenario, de naturaleza extraordinaria, con lo que es la actividad tradicional que el Servicio de Actividades Culturales realiza”.

Martín Expósito también adelantó que, además de ofrecer una gran pluralidad de contenidos para diversos públicos y gustos, se buscará la “sostenibilidad”, es decir, “que sea una programación que podamos mantener a lo largo del tiempo”.

Por ello, se estructurarán ciclos que cuenten con “presencia en el espacio público de la ciudad” para así contar con referencias comunes a toda la sociedad y no sólo a la comunidad universitaria “y que no queden actividades aisladas, sino que se interrelacionen entre sí”, matizó Martín Expósito.

Se combinará música clásica con ‘indie’

Alberto Martín Expósito explicó que se mantendrá el ciclo de Salamanca Barroca, “el más importante” de cuantos acontecen este año y del que quedan seis conciertos. Uno de ellos, el que ofrecerá la Orquesta Barroca de la USAL, después será representado también en Madrid además de “ser retransmitido por televisión”, lo que conlleva que la Universidad tendrá “presencia fuera de Salamanca, con un nivel de proyección especialmente importante”.

Asimismo, el 23 de abril tendrá lugar el concierto de la Wiener Akademie que interpretará la obra de Haendel y que se celebrará en el CAEM para concluir los conciertos extraordinarios del ciclo ‘Salamanca 800’.

Esto se contrapondrá con un ciclo de música moderna que servirá para “abrirse a una comunidad universitaria sociológicamente diversa”, detalló el director de Programación del VIII Centenario. Así, ‘Los Conciertos de Juan del Enzina’ están concebidos para “hacer un espacio de referncialidad”, explicó Martín Expósito, y cada período se centrará en una tipología musical.

Se comenzará con el pop alternativo y la música ‘indie’, ya que se traerán a Salamanca “los grupos que quedan fuera de una programación habitual, con los grupos más destacados a lo largo del año 2017 y 2018”, aseguró el director de la Programación del VIII Centenario. Así, serán seis conciertos protagonizados por, entre otros, Zahara, La Bien Querida, Jacobo Serra.

De igual manera, estarán presentes el jazz y el rap (con El Chojín, entre otros), ya que se busca “una programación en clave de pluralidad”, definió Martín Expósito, que también adelantó que se irán desarrollando otros estilos como el flamenco alternativo “como ejemplo de impulsar la actividad cultural y la escena nacional”.

Se desestacionalizan las propuestas teatrales

Lo más destacado de la programación teatral es que estas “se desestacionalizan”, explicó Martín Expósito, ya que se buscará que todas estén presentes a lo largo del año. Por ello, habrá desde danza flamenca hasta el teatro clásico, destacando ‘La Cueva de Salamanca’ como una de las grandes propuestas.

Esta es una colaboración con la Compañía Nacional de Teatro Clásico y, bajo la dirección de Emilio Gutiérrez Caba, se estrenará en Salamanca para posteriormente “viajar a Madrid y hacer temporada en el Teatro Príncipe”, confirmándose así que este 2018 será “un año de proyección”, recordó Martín Expósito.

De igual manera, se buscará potenciar el formato de las lecturas escenificadas con el espectáculo ‘Las voces de nuestros clásicos’, en este caso una propuesta por el bicentenario de José de Zorrilla, si bien tras el verano se aumentará la frecuencia de estos eventos, confirmó Martín Expósito.

También se revisará todo el repertorio español con ‘Luces de bohemia’ de Valle Inclán, un montaje que será dirigido por Alfonso Zurro (“un director bastante referencial”, destacó Martín Expósito) o el montaje de ‘La tumba de María Zambrano’, obra que acaba de dejar el Centro de Danza Nacional y que abrirá el programa hoy presentado.

‘El Cielo de Salamanca’ protagoniza el terreno expositivo

En el terreno expositivo, ‘El Cielo de Salamanca’ será la primera protagonista y abrirá una serie de exposiciones que se realizarán en el tiempo y que también se esperan mantener en el año, esperando que “el espectador pueda percibir el contenido como nunca lo ha hecho”. Esta habla del tránsito entre la Edad Media y el Renacimiento, y propone una lectura del patrimonio universitario y en la “que confluye la historia patrimonial de la Universidad”.

Así, posteriormente se irán sucediendo varias como la imagen de la Universidad de Salamanca, una del fotógrafo José Suárez y otra de Robert Doisnaeu, uno de los mejores fotógrafos y más conocidos y difundidos del mundo. Se podrán disfrutar de sus trabajos más conocidos como así otros inéditos.

Esta será sucedida por “una cita ineludible”, como la definió Martín Expósito. Y es que una exposición recorrerá y revisará la relación de Martín Patino con Salamanca y con la Universidad, su labor universitaria, las Conversaciones de Salamanca, sus trabajos, especialmente ‘Nueve cartas a Berta’, su trayectoria vital, su visión de la ciudad y de las tierras salmantinas, además de ofrecer, paralelamente, un acercamiento a su trabajo creativo.

La Universidad de Salamanca también estará presente fuera de Salamanca con diversas iniciativas expositivas, entre las cuales destaca de modo especial la muestra que tendrá lugar en Madrid dentro de los actos para la Conmemoración del 40 aniversario de la Constitución Española. Coorganizada con el Congreso de los Diputados, la exposición ‘Del Aula al escaño’, comisariada por Mariano Esteban de Vega, se inaugurará el 26 de abril en el Congreso de los Diputados.

Muchas de estas exposiciones estarán comisionadas desde la propia Universidad, y es que se va a “intentar que empiecen a haber exposiciones temáticas o de tesis”, adelantó Martín Expósito.

Reflexión y análisis como algo "inherente a la Universidad"

En el ámbito de la reflexión y el análisis, sendos ciclos nos aproximarán, en estos primeros meses, a la escritura (con un acento especial en la poesía) y al pensamiento. Es el caso de ‘Al unamuniano modo’, un ciclo de charlas a propósito del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca y de los 25 años de la Facultad de Filosofía cuyo objetivo es rememorar el pensamiento crítico e interdisciplinar de Miguel de Unamuno y en el que se invita a diferentes ponentes a dialogar sobre la situación actual de la filosofía y sobre los problemas de nuestra sociedad. La propuesta que se extenderá a lo largo del año y tendrá lugar en la Casa Museo Unamuno.

También la Casa Museo será el escenario donde se desarrollará el ciclo ‘(Des)Localizados. Escritura en el espacio-tiempo’, una revisión de las relaciones de la escritura con los nuevos espacios y tiempos generados por el contexto actual. Ambos ciclos abren un campo para la reflexión en torno a la creación, el pensamiento y las problemáticas de nuestra sociedad que encontrará continuidad durante el año 2018 desde diversos escenarios.

Por último, la iniciativa denominada ‘Mercado de palabras’ representa la apertura del Estudio salmantino a la ciudad, a la que invitará a jugar con las palabras con la Universidad de Salamanca y su historia como hilo conductor. 

La programación habitual se mantiene coordinada con la del VIII Centenario

Luis Barrio, coordinador de Producción, quiso destacar que se mantendrán tanto el Ciclo de Cine Brasileño como el Ciclo Documental del Mes, en el que se recogen “problemas que atañen a la sociedad actual”, detalló.

Asimismo, en lo que atañe a la música clásica, “se continuará apostando por creaciones culturales” y se afianzará la colaboración con el Conservatorio Superior de Música de Salamanca, ya que será en su auditorio donde se organizarán todos los conciertos, destacó Luis Barrio.

En el campo de las exposiciones, se desarrollará a partir del 8 de marzo ‘Rostros del olvido’, una colaboración con la Unidad de Igualdad y el Centro de Estudios de la Mujer de Salamanca, que buscará dar visibilidad a todas las mujeres que estudiaron en la USAL a lo largo de su historia e hicieron una labor importante pero que injustamente quedaron en la sombra. Además, se completarán con debates y mesas redondas.

Entradas asequibles para todos los públicos

Luis Barrio reseñó que se están ultimando varios detalles para aumentar y complementar esta programación ofrecida, ya que sólo se trataba de un avance. Pero, que para todo lo expuesto, se podrán comprar las entradas tanto en la tienda Mercatus como en la web del Servicio de Actividades Culturales como del VIII Centenario.

Estos precios irán desde los 8 euros para las actividades culturales como para los 12 euros para el teatro y las artes escénicas. A estos precios habrá que sumarle un 20% de descuento a los miembros de la comunidad universitaria.

Comentarios
Lo más