CRÓNICAS ATLANTES - Juanca Romero Hasmen

Antonia Tejera, la Iluminada

Antonia Tejera, la Iluminada

Entrevista con Manuel Pérez García, autor de la biografía de la Iluminada de Candelaria, en la nueva entrega de las ‘Crónicas Atlantes’

A lo largo de la Historia se han ido sucediendo personajes que por su obra, muchas veces discreta, han despertado el interés de la sociedad en las que les tocó vivir. Guerreros, sabios, magos, científicos, pensadores, místicos… hombres y mujeres que de algún modo influenciaron con sus capacidades o sapiencia. En Canarias, y más concretamente en el municipio de Candelaria –Tenerife-, nació a principios del siglo XX una de estas personas, una mujer envuelta en un halo de misticismo, santidad para muchos. Antonia Tejera, conocida como ‘La Iluminada de Candelaria’, vivió rodeada de continuos episodios de mediumnidad y supuestos poderes curativos que nunca la alejaron de su propia naturaleza piadosa y compasiva. Esta semana he querido rescatar de mi dossier/hemeroteca, una pausada entrevista con Manuel Pérez García, autor de un excelente monográfico sobre la vida y obra de Antonia Tejera, “La Iluminada de Candelaria”, y realizada hace algunos años.

- Vamos a situar esta historia en tiempo y forma. ¿Quién fue “La Iluminada de Candelaria”?

- Fue una médium excepcional, nacida en Candelaria en 1908 que empezó a deslumbrar allá por 1920. Allí iban en peregrinación muchas gentes de todas clases sociales de la isla con sus enfermos. También acudían los curiosos y los periodistas. Precisamente de la prensa de aquella época fotocopie varios artículos y fotos que están impresos en un libro que he publicado.

- ¿Qué mensaje era el que transmitió “la iluminada” durante toda su vida?

- El gran amor que sentía por Jesús de Nazaret y por el Padre Celestial a quien pedía por sus enfermos y estos curaban. Hablaban por ella divinidades que se hacían llamar hermanos de buena voluntad con experiencia de muchos siglos. Jesús, La Virgen de Candelaria, Juana de Arco y Antonio de Papua eran sus principales ayudas para curar.

- ¿Recordaba Antonia Tejera lo acontecido durante el tiempo que permanecía en trance?

- La vi en trace montones de veces y nunca recordaba nada de lo que había hablado. No recordaba incluso cuando hablaba su propio espíritu, al que ella denominaba astral. Tal es así que decía que nuestros espíritus podían llevar una vida de trabajos paralelos, o asistir a Academias espirituales sin que nuestros cuerpos lo supieran.

- ¿Qué buscaba la gente cuando acudía a casa de Antonia, en ocasiones literalmente en masa?

- En masa acudían al principio, cuando sus poderes explosionaron de manera espectacular y que si aquellos acontecimientos ocurrieran ahora serian de interés para los medios de comunicación internacionales. Luego con la dictadura, su vida se torno discreta, pero siempre estaba recibiendo gente es su casa que acudía por enfermedades, angustia, ansiedad, depresión y problemas de todo tipo.

- ¿Fue catalogada Antonia Tejera como una endemoniada o poseída en algún momento?

- No, nunca le sucedió nada desagradable. Si hablabas con ellas veías delante a un ser especial que te miraba y penetraba hasta lo más intimo y escondido que tenias dentro… pero te miraba después con compasión y te aconsejaba. Te decía grandes verdades que no podías negar, ni disimular. La gente salía de su casa tan restablecida de ánimo, tan cambiada… Nunca tuvo ninguna propiedad, ni trabajo, ni seguridad social, ni pensión, pero no le falto nunca el pan de cada día, incluso repartía y jamás fue denunciada, ni sufrió ninguna alteración o desorden social.

- Conviviste con Antonia en algún momento de tu vida. ¿Puedes contarnos qué te unía a ella y cómo fue la experiencia?

- Conviví con ella desde 1975 a 1983, en Santa Cruz primero en calle Diego Crosa, 20 y después en calle Santa Rosalía 54. Ella fue mi suegra, madre de mi esposa Irma Johansson. Mi experiencia con ella, como se podrán imaginar fue para mí lo más importante que me haya podido pasar. Convivir con aquel ser, como pensaba de las cosas, como oraba y le pedía al Cielo por los inocentes y por indefensos, ver como solucionaba cosas terribles con sus oraciones, como me proyecto a mi hacia Dios… También hubo inconvenientes porque a mí me atacaban las sombras como ella decía, para que la hiciera sufrir. Yo aprendí muchas cosas concernientes al espíritu.

- ¿Qué relación tenía la Virgen de Candelaria y Juana de Arco en la vida de Antonia Tejera?

-Le ayudaban a curar a los enfermos y cuando entraba en éxtasis hablaban por ella. Juana de Arco se le presentaba siempre montada en un caballo blanco y hablaba de defender una patria, pero no a España, ni a Francia, sino a defender un ideal: La Fe en Jesús y en Dios. A la Virgen de Candelaria enviaba la Iluminada a los espíritus atrasados que perseguían a las personas causándoles todo tipo de enfermedades.

- ¿Realizó milagros “la Iluminada de Candelaria”?

-Si muchos. En el libro gratuito que he publicado se pueden ver pero no tenía interés en alardear de eso, no le preocupaba y vivía discretamente. También hay que reconocer que muchos no creían en ella. Tampoco creyeron en Jesús hace 2000 años.

- Resulta llamativo que Antonia haya fallecido el 15 de agosto, fecha en la que celebramos la festividad de la Virgen de Candelaria. ¿Casualidad que alimenta la leyenda?

- Ya mucha gente que está al tanto de las nuevas ideas que van surgiendo en la humanidad saben que la casualidad no existe. Estas ideas nuevas ya lo adelanto ella diciendo que las religiones cambiarían. Ahí tenemos a Papa Francisco con su revolución También decir que nació el 9 de febrero de 1908 día de San Antonio de Papua, su ángel de la guarda, que le acompaño y le oía hablar toda su vida.

- ¿Y cuál es la postura de la Iglesia sobre la vida y obra de Antonia? -Exceptuando al Padre Elías de Candelaria allá por el principio de su vida, que yo sepa, ninguna religión se ha interesado por ella. Ella decía:

Tendrán que aceptar la igualdad de la mujer y el hombre .La mujer será sacerdote como el hombre. Ambos podrán tener su pareja sentimental.

Lo que resucita es el espíritu. El cuerpo después de fallecer no vale para nada (Aconsejaba no enramar a los muertos, ni encenderle velas (esto de las velas lo consideraba fatal), ni ir a los cementerios, ni ponerse de luto. No se debe molestar a los muertos con nada.

Tendrán que parecerse a Jesús que se vestía de manera sencilla, sin parafernalias, ni gorros ni bastones, ni anillos de oro.

Tendrán que repartir sus bienes materiales porque es más difícil que entre un rico en el Reino de Dios que un camello pase por el hueco de una aguja.

Tendrán que creer en la reencarnación y que el alma se manifiesta a través de los médium. Los médium son enviados por Dios a la Tierra para expandir su verdadera doctrina: El AMOR UNIVERSAL.

PD: Huyan de los médium que cobran, por ahí se delata su falsedad “Lo que gratis recibís, gratis lo daréis”. Dijo Jesús a sus apóstoles.

- ¿El principal legado que dejó Antonia “la Iluminada”?

- Su ejemplo, su amor al prójimo, su sencillez, sus consejos, sus orientaciones. Una mujer adelantada a su época que hablaba del espíritu que cada uno posee además del cuerpo y del cual la mayoría de la gente no sabe nada. Cuando el cuerpo muere se encuentran con una dura realidad, solo poseen el espíritu y allá, en las otras dimensiones, el dinero y el poder no sirven para nada.

ILuminadaDeCandelaria 001 1200x716

Comentarios
Lo más