La Universidad de Salamanca imparte clases de vulcanología en tiempo real desde la Antártida

La Universidad de Salamanca imparte clases de vulcanología en tiempo real desde la Antártida

El científico de la USAL, Antonio Álvarez Valero, forma a los estudiantes de tercer curso del grado en Geología desde la base española Gabriel de Castilla durante su participación en la presente campaña antártica. El geólogo participa en la investigación internacional e interdisciplinar POSVOLDEC, coordinado por el Instituto de Ciencias de la Tierra Jaume Almera, para caracterizar el sistema magmático de Isla Decepción 

La participación del científico de la Universidad de Salamanca Antonio Álvarez Valero en la presente campaña antártica, en el marco del proyecto internacional e interdisciplinar POSVOLDEC para la caracterización del estado actual del sistema magmático que reside bajo Isla Decepción, está proporcionando a los estudiantes de tercer curso del Grado de Geología de la USAL una oportunidad académica única: recibir en sus aulas de la Facultad de Ciencias formación online en la asignatura de Vulcanología desde la Antártida y en tiempo real.

La iniciativa forma parte de las acciones del proyecto de innovación docente desarrollado por Álvarez Valero bajo el título ‘De Salamanca a la Antártida: clase de vulcanología desde la base antártica española Gabriel de Castilla (Volcán de Isla Decepción)’, cuyo objetivo fundamental es aprovechar el acceso a un volcán tan singular como este en la Antártida para que los estudiantes del grado de Geología de la USAL puedan estar involucrados en una actividad científica de máximo nivel en tiempo real.

Es por ello que, desde la semana pasada y hasta mediados de marzo, el profesor realiza todos los lunes y miércoles una conexión con la Facultad de Ciencias de la Universidad desde la base española para acercar, así, a sus alumnos, su trabajo de campo en la misión científica. Durante la conexión se plantea al aula, además, el debate y la resolución de problemas de casos prácticos concretos sobre la caldera de Isla Decepción, donde él se encuentra estudiando los procesos magmáticos ocurridos en el sistema volcánico. En palabras del profesor, esto les permitirá “adquirir el conocimiento de la asignatura de Vulcanología en un caso real y de investigación que está en marcha”, explica Antonio Álvarez a Comunicación USAL.

Sobre la opinión de los estudiantes respecto a esta iniciativa de aprendizaje es evidente que “habría que trasladar la pregunta al aula”, argumenta el docente; sin embargo, todo parece indicar que la valoran de forma “muy positiva” a tenor de que “desde el primer momento que se les planteó el formato se les ve muy entusiasmados con la actividad, tanto por lo novedoso como por la remota localización del trabajo de campo”, resuelve.

Participación de la Universidad de Salamanca en el proyecto POSVOLDEC

Álvarez Valero forma parte del consorcio de investigación que desarrolla en la Antártida el proyecto POSVOLDEC ‘POSVOLDEC. Understanding post-caldera volcanic processes in Deception Island (Antarctica): Implications for assessing future potential volcanic hazards’. Bajo la coordinación del Instituto de Ciencias de la Tierra Jaume Almera (CSIC), los científicos persiguen comprender los “factores clave” que controlan los procesos volcánicos para avanzar en la determinación de “patrones de funcionamiento de estas estructuras geológicas en las diferentes regiones del planeta”, explica.

El geólogo de la Universidad de Salamanca es el único que en la presente campaña aproximará el estudio del volcán de Isla Decepción a la petrología con el objeto de desentrañar la información contenida en sus rocas. Desde el punto de vista científico participar en la campaña es “un lujo geológico”, subraya el investigador.

Todos los días hasta ahora están siendo fructíferos, “afortunadamente”, y el equipo se encuentra “muestreando las evidencias del vulcanismo de la isla en los episodios posteriores al hundimiento de la caldera de Decepción”, comenta. En su rutina diaria los investigadores recogen muestras de roca en todas las zonas de la isla y que posteriormente serán enviadas a España para su análisis. A este estudio petrológico de campo combinan análisis in situ de espectro-radiometría e imágenes de satélite (remote sensing).

Primera clase online de una universidad en la base española Gabriel de Castilla

En el diario de operaciones de la Base Antártica Española Gabriel de Castilla se recogen minuciosamente las actividades desarrolladas por el personal científico de la campaña, entre otras acciones. En este sentido, diariamente se producen interacciones divulgativas de sumo interés, fundamentalmente con el exterior, como pueden ser conferencias y charlas con centros educativos de enseñanza primaria y secundaria del país en las que los científicos muestran y explican su actividad de investigación y objetivos.

No obstante, entre ellas destaca especialmente, tanto por su carácter innovador como por ser la primera vez que una universidad española en la base imparte una clase online a sus estudiantes, el proyecto de innovación docente de la Universidad de Salamanca para sus alumnos del Grado en Geología.

Además, el profesor Álvarez Valero pudo ofrecer hace unos días una charla divulgativa a los miembros de la base en la que informó detalladamente de su trabajo de investigación explicando cómo diagnosticar los fenómenos vulcanológicos basándose en la composición de las rocas, entre otras cuestiones científicas de interés. Una actividad divulgativa que el personal de la base agradeció especialmente recibir, junto con el resto de iniciativas investigadoras que les son mostradas, porque como bien explican en su diario de actividades “al fin y al cabo, los científicos y militares de la base en Isla Decepción constituimos un grupo cohesionado que trabaja en un lugar único y con el mismo fin, el desarrollo de investigación científica”.

Isla Decepción, laboratorio natural para la investigación

¿Por qué Isla Decepción? El escenario natural presenta “un excelente estado de conservación apenas alterado por la acción del hombre y, además, en ella las evidencias del vulcanismo activo posteriores al proceso de colapso de la caldera son de los recientes años 60-70”, señala.

El paraje se concibe, por lo tanto, como el laboratorio natural ideal para observar y analizar -en base a su erupción particular- aspectos generales que “nos desvelen más información sobre la formación, frecuencia y evolución del cuerpo del magma en profundidad hacia un tamaño y estilo eruptivo concreto”, concluye el geólogo de la Universidad de Salamanca. 

Comentarios
Lo más