Los problemas mentales, las enfermedades que más preocupan a los salmantinos

Los problemas mentales, las enfermedades que más preocupan a los salmantinos

Según la plataforma Doctoralia, en su ranking de las diez enfermedades más buscadas el año pasado destacan tres relacionadas con la salud mental

Los datos de Doctoralia ponen de manifiesto que la enfermedad más buscada en 2017 en la plataforma por los habitantes de Castilla y León ha sido el trastorno obsesivo compulsivo (TOC). Los pacientes que sufren esta enfermedad realizan rituales o comportamientos concretos para controlar una serie de pensamientos repetidos y angustiantes. Se estima que los afectados tardan una media de 7,5 años en ser conscientes de su problema y pedir ayuda.

Sin embargo, esta no es la única enfermedad mental que preocupa a los ciudadanos de la región. Y es que, debido al estigma que aún existe en la sociedad a la hora de hablar y normalizar este tipo de enfermedades, muchas personas recurren al anonimato que la red les proporciona para buscar información, contactar con especialistas e, incluso, unirse a grupos de apoyo en los cuales conocer a otras personas que sufren sus mismos problemas.

La epilepsia y los trastornos alimenticios también aparecen en este listado. En cuanto a la primera, se trata de una enfermedad que ocasiona convulsiones recurrentes en las personas que la padecen, debido a que las neuronas envían señales erróneas al cerebro. Los trastornos alimenticios también son tratados desde la perspectiva de la psicología y las enfermedades mentales. Engloban varias enfermedades que se manifiestan a través de la conducta alimentaria y en las que hay una distorsión de la auto-imagen corporal. La anorexia, la bulimia y los atracones son solo algunas de las enfermedades que engloba este concepto.

Dos enfermedades reumatológicas, entre las más buscadas

La espondilitis anquilosante aparece en el segundo puesto de las enfermedades más buscadas por los castellanos y leoneses. Es un tipo de artritis de la columna vertebral que provoca hinchazón entre las vértebras y las articulaciones que se encuentran entre la columna y la pelvis. Es más común entre los hombres, y aunque la causa se desconoce, tiene un alto componente hereditario y los factores medioambientales potencian su aparición. Entre los síntomas iniciales se encuentran el dolor y la rigidez en la espalda. Con el tiempo la enfermedad puede llegar a fusionar vértebras y limitar los movimientos.

También en el área de la Reumatología está la fibromialgia, una enfermedad cada vez más diagnosticada pero cuya información es difusa. Las personas que la sufren tienen dolor en los músculos (especialmente en cuello, hombros, espalda, cadera, brazos y piernas) y cansancio agudo. Además, presentan problemas para conciliar el sueño, dolores de cabeza y problemas de memoria. Su origen es desconocido y por eso el tratamiento está orientado a disminuir el dolor y la fatiga, no a la cura total de la enfermedad. En España la prevalencia de la fibromialgia se sitúa alrededor del 2.4% de la población mayor de 20 años y afecta más a mujeres que a hombres.

El hecho de ser dos enfermedades cuyas causas son aún desconocidas hace que sean de las más buscadas en la red, tanto para descubrir nuevos datos sobre sus orígenes como para encontrar profesionales que las traten o incluso, grupos de apoyo entre pacientes.

Enfermedades de alta prevalencia

En el listado se encuentran tres enfermedades que son muy comunes en la sociedad actual: la apendicitis, la tensión arterial baja y la migraña. En cuanto a la segunda, los pacientes que la sufren pueden sentir vértigo, mareos, visión borrosa, somnolencia excesiva, debilidad general o confusión. Todo ello debido a que su corazón, cerebro y diversos órganos y partes del cuerpo no reciben suficiente sangre. Y en lo relativo a la migraña, se trata de un dolor de cabeza excesivamente intenso que puede durar horas o días, y que puede llegar a dejar a las personas incapacitadas para trabajar o llevar a cabo cualquier actividad del día a día. De hecho, la Organización Mundial de la Salud estima que afecta a más de un 10% de la población mundial.

Comentarios
Lo más