VILVESTRE

Marcha de Senderismo Arribes del Duero: 23 años respirando naturaleza

Marcha de Senderismo Arribes del Duero: 23 años respirando naturaleza

La cita senderista, una de las más esperadas de la temporada, volverá a recorrer parajes de espectacular belleza. Los participantes recibirán un regalo conmemorativo y una comida campestre

Vilvestre ha acogido este domingo una nueva edición, la vigesimotercera, de la Marcha de Senderismo Arribes del Duero. Una ruta que inaugura el calendario de marchas senderistas que acontecerán la provincia salmantina los próximos meses. 

Fueron cerca de 250 personas las que participaron en esta ocasión, menos número que otros años debido al tiempo. A todos ellos se les propuso realizar una ruta más corta pero, ante la belleza de la ruta tradicional, prefirieron continuar con la ya establecida.

Partiendo desde el Rollo de Justicia y con vistas a transitar varios puntos de interés paisajístico e histórico del pueblo, los caminantes han recorrido la villa tomando rumbo hacia La Gargancera y las buitreras de la Gargantina, unas espectaculares vistas.

Tras ello han tomado camino hacia San Gregorio y las Rosas, un sendero en el que pueden quedar asombrados por las maravillosas panorámicas del Duero, presentes durante todo el trayecto. En un serpenteante descenso se llega hasta el arroyo, que cruza por el famoso Puente de Piedra. Y desde allí se asciende hasta Valdobarco, donde se ha hecho un pequeño descanso para recuperar las energías con una botella de agua y las naranjas típicas de la zona.

Después de esa merecida pausa, los viandantes han continuado hacia La Ventosa, justo antes de enfrentarse a un pequeño pero trepidante descenso en el que, además del sendero, han tenido de acompañantes las asombrosas y maravillosas vistas con el río Duero de fondo, cuya orilla hn alcanzado para deleite.

Ese ha sido el final del trayecto, ya que se han encaminado hacia La Barca con la compañía de las aguas castellanas en un tranquilo y apacible trayecto.

Como reconocimiento a esta ruta senderista que inaugura una vez más el calendario de etapas de los próximos meses primaverales, los caminantes han sido agasajados con una deliciosa comida campestre compuesta por cerdo a la brasa, queso, pan, agua y vino, naranjas, café, aguardiente y rosquilla casera.

Comentarios
Lo más