ENTRADA EN VIGOR DE LAS CÁMARAS

La Policía Local asegura que no hay “manga ancha” en el cumplimiento del horario de carga y descarga

La Policía Local asegura que no hay “manga ancha” en el cumplimiento del horario de carga y descarga

Según han detallado, los agentes tienen la obligación de sancionar a los repartidores que incumplan el horario establecido en la zona centro, de 7 a 11 horas

Hasta esta semana, no era extraño ver furgonetas y camiones de reparto circulando por las calles del centro pasada la hora máxima de carga y descarga, estipulada en las once de la mañana. Sin ir más lejos, en los últimos días aún se veían vehículos de reparto por la calle Zamora pasadas las 11.30 horas. De hecho, según los propios repartidores, hasta ahora la Policía Local permitía que se excediera este tiempo en varios minutos.


Sin embargo, desde la Policía Local niegan que haya “manga ancha” a la hora de saltarse el horario de carga y descarga en las zonas peatonales del centro, de 7 a 11 horas, ya que “los horarios están para cumplirlos”.


En este sentido, desde la Policía Local han sido muy tajantes con este asunto: si se excede el tiempo permitido, los agentes tienen la obligación de sancionar, siempre y cuando detecten ese incumplimiento del horario, algo que no siempre es fácil ya que “la policía no puede estar en todos los sitios a la vez”.


Por este motivo, la entrada en vigor, tras varios meses en pruebas, de las 21 cámaras que controlan el acceso de los vehículos a las zonas peatonales del centro permitirán aumentar la vigilancia sobre el cumplimiento de los horarios.


Las multas por acceder a estas zonas sin autorización son de 90 euros, con reducción del 50% con el pago temprano. El objetivo de la puesta en marcha de este sistema de control no es sancionar sino vigilar, sobre todo, el abuso, tal y como explicó el concejal de Fomento, Carlos García Carbayo, quien señaló que con esta medida se espera reducir “considerablemente” el número de multas.

Comentarios