UPA-COAG denuncia la dejadez de la Diputación en los cambios demandados sobre las normas urbanísticas

UPA-COAG denuncia la dejadez de la Diputación en los cambios demandados sobre las normas urbanísticas

Critica la falta de interés por actualizar una normativa que afecta a más de un tercio de los municipios y que "les deja en una clara inferioridad a explotaciones ganaderas de cara a poder competir con igualdad frente a municipios de las provincias limítrofes"

La Alianza UPA-COAG denuncia la pasividad de los dirigentes de la Diputación de Salamanca, ante la petición realizada (hace casi dos meses) por parte de estas organizaciones profesionales agrarias, de mantener una reunión, donde exponerles y debatir la necesidad de la modificación de las Normas Urbanísticas de Ámbito Provincial, "que son muy antiguas y están obsoletas en comparación con las de otras provincias".

"Esto denota una grave falta de interés por parte de nuestra autoridad provincial, por actualizar y modernizar una normativa que afecta a más de un tercio de los municipios de esta provincia y que les deja en una clara inferioridad, de cara poder competir con igualdad, frente a otros municipios de la provincia, pero aun les deja en condiciones mucho peores, frente a los municipios de las provincias limítrofes, que también tienen normativa provincial, como son los de Ávila o Zamora. Esto perjudica claramente a nuestros agricultores y ganaderos, de cara a su competitividad y la viabilidad de sus explotaciones".

"Lo denunciado, es aún más sangrante, tras la publicación del Decreto 4/2018, de 22 de febrero, por el que se determinan las condiciones ambientales mínimas para las actividades ganaderas de Castilla y León y que modifica de forma importante el Decreto legislativo 1/2015, por el que se aprobó el texto refundido de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León, y que reduce sustancialmente la distancias a los cascos urbanos, a los que se podrán ubicar las explotaciones ganaderas de los municipios de Castilla y León, pero no los de Salamanca, pues las normas provinciales establecen distancias muy superiores".

Desde la Alianza UPA-COAG denuncian "que no podemos seguir consintiendo que nuestros ganaderos tengan más dificultad, o mayores exigencias para instalar sus explotaciones ganaderas que los ganaderos del resto de la comunidad, motivo por el cual y dado que la Diputación como administración, no muestra interés al respecto, vamos a dirigir una petición a los 4 grupos políticos que forman parte de la Diputación, con el fin de pedir su intermediación, para que se ponga en marcha".

De igual modo, pedirán a estos grupos políticos, para que en aquellos municipios que tienen normativa propia, insten a los alcaldes de sus partidos políticos, a las modificaciones de sus normas urbanísticas municipales, adaptándolas a las flexibilidades del resto de normas regionales, y a las modificación que establece el R.D. 4/2018 en cuanto a distancias de las explotaciones a los cascos urbanos, pues no son pocos los municipios que establecieron como distancia la de la circular de la delegación de Sanidad de 1978 que establecía una distancia de 500 mts.

Comentarios