GUADRAMIRO

La Junta invierte casi 300.000 euros en la base contra incendios de Guadramiro

La Junta invierte casi 300.000 euros en la base contra incendios de Guadramiro

El Consejo de Gobierno ha aprobado la contratación del Servicio de Lucha Integral contra incendios forestales desde diversas bases de Castilla y León, Elif A y B, por un importe de 2.831.533 euros para las anualidades 2018 y 2019. El operativo contratado a la empresa TRAGSA intervendrá desde 10 bases, con 50 cuadrillas y 309 personas. La lucha contra los incendios forestales en Castilla y León es una directriz esencial de la política de la Junta de Castilla y León, concebida como un servicio público fundamental para la Comunidad

Guadramiro ha recibido casi 300.000 euros (296.573) para la contratación del servicio de lucha integral contra incendios forestales para los años 2018 y 2019 como parte de los 2,8 millones para bases de toda la región.

La tarea principal será la prestación de un servicio de extinción de incendios forestales en un primer ataque dentro de una zona preasignada y participar como brigada de refuerzo en los ataques ampliados. Además Tragsa realizará actuaciones encaminadas a prevenir la producción y el aumento de incendios forestales. En concreto habrán de desarrollar las siguientes funciones: extinción de incendios forestales, que será su cometido principal y tendrá que embarcar en el helicóptero en menos de 5 minutos desde el aviso; trabajos de entrenamiento durante los periodos de permanencia en la base y siempre que no sea necesaria la intervención en incendios.

Además el servicio contratado incluye trabajos de mantenimiento, pequeños arreglos, orden y limpieza de la base, quemas controladas, trabajos silvícolas consistentes en creación de discontinuidades verticales y horizontales de combustible tales como desbroces manuales, podas, clareos, etc., mantenimiento de infraestructuras de incendios tales como limpieza de puntos de agua, cortafuegos manuales, arreglo caminos, etc.

Las bases en las que se realizarán los trabajos están ubicadas una en cada provincia, a excepción de Ávila donde hay dos, en las que trabajarán 50 cuadrillas integradas por un total de 309 personas que prestarán sus servicios en tres turnos -mañana, tarde y descanso-, todo ello por un importe de 2.831.533 para las anualidades 2018 y 2019. Los presupuestos aprobados este año han consolidado el incremento de la duración media del trabajo preventivo de las cuadrillas.

Las cuadrillas ELIF A son las helitransportadas que realizan labores de extinción y actúan con carácter general en época de peligro alto de incendios, entre el 1 de julio y el 30 de septiembre. Su forma de funcionamiento es permanecer en las bases de helicópteros y salir ante el aviso de incendios de forma inmediata.

Las cuadrillas ELIF B son las helitransportadas que realizan fundamentalmente trabajos preventivos de incendios en la provincia a la que están asignados, durante la época de peligro medio y bajo. Su misión prioritaria es la asistencia a incendios con el helicóptero, si está en la base, o por tierra, cuando el helicóptero no está disponible.

La distribución del presupuesto de 2,8 millones de euros entre las bases es la siguiente: Piedralaves, 335.026 euros; Barco de Ávila, 330.662 euros; Pradoluengo, 191.010 euros; Sahechores, 271.463 euros; Villaeles, 326.914 euros; Guadramiro, 296.573 euros; Coca, 286.303 euros; Garray, 240.053 euros; Quintanilla de Onésimo, 347.358 euros; Villaralbo, 206.166 euros.


Comentarios
Lo más