FÚTBOL - SEGUNDA DIVISIÓN B

El Guijuelo cae derrotado con el Navalcarnero y mira de reojo al descenso

El Guijuelo cae derrotado con el Navalcarnero y mira de reojo al descenso

Los de Jordi Fabregat fueron mejores hasta que un zapatazo visitante en una falta desde la frontal batía a Amador. Desde ese momento perdieron el control y no fueron capaces de inquietar a Isma Gil. Carmona terminó expulsado al reclamar un penalti

El Club Deportivo Guijuelo no fue capaz de puntuar ante el Navalcarnero en un partido donde los chacineros fueron mejores durante la primera hora de partido pero que un golazo de J. Antonio decidió para los madrileños.

Salía con novedades en el equipo inicial Fabregat, buscando así corregir la dinámica de los últimos partidos. Y parecía tener éxito, ya que no habían pasado ni tres minutos cuando Dimas asistía de tacón en el área para Fuster, pero un defensa del Navalcarnero interceptaba en el último segundo la bola.

Venían entonces unos minutos donde madrileños y chacineros alternaban el dominio, pero no las ocasiones, que no llegaban para ninguno de los dos conjuntos. Lo intentaba Raúl Ruiz desde fuera del área con un tiro potente, pero el portero visitante, Isma Gil, detenía con acierto y mandaba el esférico a saque de esquina.

Pasado el cuarto de hora, Ayala veía la primera amarilla del encuentro por una dura entrada sobre Edgar cuando este se dirigía a la meta de Amador, hoy portero titular del equipo local al no haberse recuperado Kike Royo de las molestias que arrastraba. Una falta que el Navalcarnero votaba en corto sin crear peligro alguno.

Corrían los minutos y el encuentro se trababa, con los dos conjuntos buscando ataques rápidos y sorprender a la zaga contraria, pero ninguno era capaz de acertar con sus pases. Hasta que el Guijuelo tenía dos claras ocasiones, primero un contraataque dirigido por Raúl Ruiz, que terminaba con un disparo del lateral por encima de la meta de Isma Gil; y, acto seguido, una falta que los chacineros sacaban rápido para que Fuster pusiese el balón perfecto para Dimas, pero su remate se iba rozando el palo.

No paraba de atacar el equipo de Fabregat, que veía la ocasión de hacer daño a su rival, especialmente con transiciones rápidas. Kevin finalizaba una de ellas tras una buena jugada colectiva, pero su disparo también se iba desviado. Un minuto después, Raúl Ruiz ponía un precioso centro que Dimas no acertaba a rematar por escasos centímetros, paseándose el cuero por el área chica.

Se sabían superiores los chacineros, que cada vez ganaban más terreno sobre el verde. En una de las transiciones veloces que buscaban la espalda de los centrales, el capitán del Navalcarnero, Álex, agarraba a Dimas y veía por ello la tarjeta amarilla.

A falta de pocos minutos para el descanso, el acoso del Guijuelo era evidente, si bien no encontraba premio, ya que primero Isma Gil a un centro envenenado de Fuster y, justo antes del medio tiempo, porque Dimas no conectaba de cabeza un centro de Carmona, llegándose a la pausa de los 45 minutos con el resultado inicial.

El segundo tiempo comenzaba con la misma dinámica con la que finalizó la primera mitad, con el Guijuelo sobre la meta de Isma Gil. Sin embargo, con el paso de los minutos, los madrileños iban sacudiéndose poco a poco el dominio chacinero, hasta tal punto de forzar una falta en la frontal del área que servía para que J. Antonio batiese a Amador con un auténtico zapatazo por toda la escuadra ante el que el meta local no era capaz de hacer nada. No se frenaba ahí la contestación madrileña, sino que pocos minutos después a punto estaba Edgar de hacer el segundo, pero su tiro era blocado por Ayala en el área pequeña.

Movía el banquillo Fabregat buscando una respuesta que no llegaba, hasta que Ayub robaba en medio campo y cabalgaba rápidamente hasta la meta visitante, si bien un seguro Jesús robaba en la frontal del área. Respondía el Navalcarnero con un jugada por banda derecha que cerca estaba de introducirse los chacineros en su propia portería, aunque finalmente el balón se iba a saque de esquina.

A falta de un cuarto de hora, el Guijuelo iba a tener su ocasión más clara, cuando Diego Suárez, que había entrado minutos antes por Fuster, cazaba un balón en el punto de penalti. Pero cuando el Municipal cantaba gol, Isma Gil sacaba una fantástica mano en la línea, evitando el empate chacinero.

Pero nuevamente respondía el Navalcarnero a una ocasión del Guijuelo. Era Edgar, otra vez, quien encaraba sólo frente a Amador, pero el disparo del delantero rojiblanco se iba rozando la escuadra local. Y, apenas dos minutos después, Fran estaba a punto de sentenciar, pero desviaba muy levemente el centro de Barbosa.

Los últimos minutos eran de un Guijuelo que no era capaz de batir las líneas madrileñas y un Navalcarnero que salía rápido al contraataque. En una de esas transiciones, Carmona veía amarilla por cortar en medio campo y Ayub por dificultar el saque, en una jugada muy protestada por el mediocentro.

El colegiado añadía tres minutos que se iban a jugar sobre la meta de Isma Gil, con un Guijuelo que trataba de empatar a base de saques de esquina en los que subía hasta el portero Amador. En uno de ellos, Ayala conectaba un cabezazo que golpeaba en un defensa visitante y se marchaba a saque de esquina. Sin embargo, los jugadores locales pidieron penalti, Carmona con una efusividad que le valía la segunda amarilla ya en el descuento.


Era el reflejo de la rabia chacinera, que veía que en un partido que dominó durante más de una hora no era capaz de hacer gol y llevarse, al menos, un resultado que rompiese la dinámica de derrotas, siendo ya cuatro consecutivas las que enlazan los de Fabregat, que coquetean peligrosamente con el descenso.


Comentarios