LETRA PEQUEÑA DE LOS DATOS DEL PARO

Los tres primeros meses del año dejan un mayor descenso del desempleo que en 2017 gracias a la Semana Santa

Los tres primeros meses del año dejan un mayor descenso del desempleo que en 2017 gracias a la Semana Santa

Supone más del doble de lo que ocurrió en 2017, si bien este año la Semana Santa fue en abril. El comportamiento de marzo fue mejor que en otras 21 provincias españolas, aunque solo superó a Burgos en Castilla y León

Un descenso del paro siempre es una gran noticia. Esto es algo en lo que coincide la mayoría de personas, aunque en el fondo muchas de ellas no estén de acuerdo. Y el desempleo en lo que va de año ha descendido ya en 387 personas después del último dato de marzo en el que cayó la lista en 340 personas, comportándose mejor que en 2017, aunque en este la Semana Santa no coincidió con el tercer mes del año.

Así, en el primer trimestre, 2018 se está comportando mejor que 2017, en el que el descenso fue solo de 162 personas, menos de la mitad que los datos actuales. Sin embargo, cabe recordar que durante 2017, el mes de abril supuso una gran ruptura con los meses anteriores descendiendo el paro en casi mil personas, comandado principalmente por la Semana Santa.

Eso sí, en este marzo, Salamanca ha sido la segunda provincia que peor se ha comportado de la región en términos relativos, solo superada por Burgos, lo que le lleva, además, a ser también la penúltima en esta hipotética clasificación si la referencia es la variación anual, en la que solo Valladolid ha descendido menos.

En concreto, la caída en el mes ha sido de 1,34% mientras que la de Castilla y León fue del 1,59%. Anualmente, esta llega ya al 8,61% y la región supera ya el 10%. Fuera de las fronteras regionales, muchas provincias andaluzas, canarias y castellano manchegas tuvieron más problemas en hacer descender las listas del paro así como las grandes ciudades como Madrid o Barcelona o la totalidad de las del País Vasco.

Contratos

El número de contratos, además, sigue en un paulatino descenso mensual, inusual teniendo en cuenta el periodo de Semana Santa. Cayeron en 18 en marzo en comparación con febrero, única provincia de la región donde ocurrió, lo que lleva a los términos anuales a situarse en 700 contratos menos, a la cabeza sin duda de Castilla y León.

Esta parte, que puede parecer negativa, tiene, sin embargo, su parte bondadosa y es que los contratos indefinidos han crecido de manera anual en 44 por lo que son los temporales los que decrecen. Unido al aumento de afiliados a la Seguridad Social, aunque en menor medida que el descenso del paro, implica que incluso los contratos temporales siguen ganando algo de tiempo. Esto es, dejan de ser por días para ser por semanas, si bien los temporales siguen suponiendo casi el 90% del total frente a los indefinidos que han ganado algo de terreno.

De hecho, los temporales, que en marzo solo cayeron en ocho comparado con febrero, lo han hecho ya en 744 de manera anual, lo que supone que solo León ha hecho descender más los contratos temporales frente a los indefinidos.

Prestaciones

Más de la mitad de los desempleados, eso sí, tienen una situación muy precaria. Al llevar mucho tiempo sin trabajo se le suma el hecho de que no perciben ningún tipo de prestación. Así ocurre con más de la mitad y, en concreto, con 13.544 desempleados frente a los poco menos de 12.000 que sí perciben algún tipo de prestación.

Desde los sindicatos, además, critican que la prestación contributiva la cobra apenas un 40%, mientras que el resto que percibe dinero del Estado es a través de subsidios. De hecho, la cuantía media a percibir por algún tipo de prestación es de cerca de 50 euros menos que el que se percibe a nivel nacional, situándose apenas en 770 euros. 

Comentarios
Lo más