'Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio' considera que las actuaciones en el Río Tormes "no deben demorarse"

Imagen cedida por un lector
'Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio' considera que las actuaciones en el Río Tormes "no deben demorarse"

Tras un encuentro entre el alcalde de Salamanca y el Presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero, desde la asociación señalan “que así se demostrará si el interés por el tema es verdadero” 

La asociación "Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio" considera que las actuaciones en el Río Tormes no deben demorarse más allá de lo estrictamente necesario y deben ser de mayor calado que el anunciado. “No se trata únicamente de retirar la multitud de residuos, que ahora son visibles para sonrojo colectivo, se trata de que podamos ver el río y, en consecuencia, la estampa de Salamanca, sin tener que avergonzarnos como hasta ahora”, señalan desde la asociación. 

Tras la conversación del Alcalde de Salamanca con el Presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero, “se demostrará si el interés y la voluntad por reparar la pesquera y que el río y la ciudad vuelvan a recuperar su imagen, son verdaderos”. Por lo tanto, desde la asociación temen “que no sólo las actuaciones que se llevarán a cabo serán mínimas, si no que se demorarán en el tiempo aunque no tanto como ocurre con la Pesquera de Tejares: una buena motivación para todos de lo que no puede ocurrir en la Pesquera del Tormes”.

La Pesquera de Tejares, que tiene funciones y beneficios semejantes a los de la del Arrabal, también es un bien patrimonial. En el Plan Especial del Río Tormes, el Ayuntamiento decidió”no catalogarla porque iba a ser derribada para posibilitar el aparcamiento de los camiones de la basura junto al río”, como así se le explicó a la asociación. Por su parte, la Pesquera de Tejares sigue derribada y según se ha anunciado cuando las obras de construcción comiencen durarán seis meses.

El abandono del Río Tormes a su paso por Salamanca no sólo se resume en los residuos que se han vertido al fondo, también a la imagen del mismo especialmente entre el Puente de Enrique Estevan y el Puente del Pradillo en sendas márgenes. Desde la asociación denuncian que “es sorprendente y lamentable, para los miles de salmantinos que se acercan a pasear por esta zona, que estando a cinco metros del río éste no sea visible porque las márgenes estén pobladas por multitud de vegetación que ha surgido de forma espontánea, masiva, desordenada y alcanzando dimensiones realmente importantes”.

Por todo ello, ‘Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio’ entiende que “es necesario que el Río Tormes y el Arroyo Zurguén cuenten con un Plan Especial de Protección, medioambientalmente aceptable, que estipule objetivos, planifique actuaciones, contemple labores habituales de mantenimiento para sendos cauces, sus orillas, riberas y entornos, y cuente con voluntad política suficiente para su ejecución”.

Comentarios
Lo más