El Consejo de Gobierno aprueba subvencionar con 85.000 euros intervenciones de carácter humanitario en Siria y África

El Consejo de Gobierno aprueba subvencionar con 85.000 euros intervenciones de carácter humanitario en Siria y África

El Gobierno autonómico ha autorizado hoy la concesión de sendas subvenciones a tres entidades para intervenciones de carácter humanitario en campamentos de refugiados de Siria, Etiopía y la República Democrática del Congo

La Junta ha autorizado esta mañana una subvención de 40.000 euros para el Comité Español de la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina-UNRWA con el objeto de financiar una intervención de carácter humanitario consistente en la distribución de kits infantiles entre los niños refugiados y desplazados de cinco campos de refugiados en Siria.

La UNRWA es la agencia de Naciones Unidas para los refugiados palestinos y cuenta con una amplia experiencia en la gestión de las ayudas humanitarias de emergencia, dirigida a atender a la población refugiada y con un importante reconocimiento en el territorio sirio. Concretamente en Siria, la UNRWA gestiona nueve campos de refugiados, 118 escuelas primarias, un centro de formación profesional, 23 clínicas de salud primaria y seis centros de rehabilitación comunitaria, donde se atiende a la población, no solo palestina, sino también siria, en condiciones de extrema vulnerabilidad tras el estallido del conflicto.

En el séptimo año de conflicto sirio hay más de 13 millones de personas afectadas, dentro y fuera del país, que necesitan ayuda humanitaria para cubrir sus necesidades básicas diarias. Todo ello ha provocado la desintegración de la estructura social y las redes de apoyo en Siria y ha llevado al extremo la vulnerabilidad de los grupos más frágiles de población como son las mujeres cabeza de familia, los niños, los ancianos que viven solos o las personas con discapacidad. La UNRWA ha elaborado un Plan de Emergencia para hacer frente a las necesidades estas personas, atendiendo no solo a la población refugiada de Palestina, sino a la población vulnerable siria que se ha visto afectada por el conflicto armado.

Un total de 20.000 euros para la rehabilitación psicosocial y el apoyo sociocultural de la población joven de los campos de refugiados de Kobe y Melkadida

La Fundación Entreculturas-Fe y alegría recibirá una subvención de la Junta por importe de 20.000 euros para financiar una intervención de carácter humanitario dirigida a la rehabilitación psicosocial y el apoyo sociocultural de la población joven de los campos de refugiados de Kobe y Melkadida, ubicados en la división administrativa de Dollo Ado, en Etiopía.

A esta línea de trabajo se suman la educación no formal y las actividades recreativas, socioculturales y deportivas dirigidas a los jóvenes refugiados de los campos de Kobe y Melkadida, en Dollo Ado, con el objetivo de crear espacios que protegen a los jóvenes de los campos de refugiados de riesgos como la violencia, la delincuencia o el consumo de drogas.

La Fundación Entreculturas es una organización internacional que trabaja desde hace más de 37 años en más de 50 países, con la misión de acompañar, servir y defender los derechos de las personas refugiadas y desplazadas forzosas. Esta entidad viene colaborando desde el año 2001 en la ejecución de proyectos de acción humanitaria, rehabilitación, educación y transición hacia el desarrollo con población refugiada y desplazada, sobre todo en África.

Actualmente, Etiopía alberga a más de 900.000 personas refugiadas y solicitantes de asilo. La división administrativa de Dollo Ado, en Etiopia, acoge a más de 214.000 personas refugiadas procedentes de Somalia que se ubican en cinco campos de refugiados y se caracteriza por ser una de las zonas más castigadas por los sucesivos periodos de sequía y más profundamente empobrecida.

A lo largo de los últimos años, Etiopía ha realizado esfuerzos para mejorar la protección y el bienestar general de las personas refugiadas en el país, sin embargo, la problemática de los flujos de personas refugiadas, la inestabilidad política y social que vive el país y la inseguridad alimentaria como consecuencia de las sequías que se han repetido a lo largo de los últimos años han provocado la necesidad de la intervención de la comunidad internacional para abordar las necesidades humanitarias de las personas acogidas.

‘Proyecto Rubare, Burgos con África’, una entidad con amplia experiencia en la República Democrática del Congo en el ámbito sanitario

Financiar una intervención de carácter humanitario en la República Democrática del Congo dirigida a la provisión de habitabilidad básica y saneamiento para la atención a la población desplazada por los conflictos armados en la zona de Beni, es el destino de la subvención de 25.000 euros aprobada hoy por el Consejo de Gobierno para ‘Proyecto Rubare, Burgos con África’.

Proyecto Rubare, Burgos con África, es una asociación sin ánimo de lucro, comprometida con la cooperación al desarrollo, que intenta facilitar una vida más digna a las personas que habitan en países del tercer mundo. Es una entidad de amplia experiencia en intervenciones humanitarias en África, más específicamente en la República Democrática del Congo, en la localidad de Rubare, centrada principalmente en el ámbito sanitario que atiende a la población desplazada que huye de la guerra y la inseguridad de la zona.

La zona de la República Democrática del Congo donde se ubica la población de Rubare, se encuentra desde hace años en una situación de crisis humanitaria permanente debido a las incesantes guerras, lo que ha generado grandes masas de desplazados que huyen de las zonas de conflicto. La pequeña población de Rubare, que ha pasado de apenas 4.000 habitantes a más de 25.000, a los que se suma actualmente la población proveniente de Burundi, en su mayoría mujeres y niños, en condiciones de salud precarias y enfermos, cuenta con unas infraestructuras sanitarias insuficientes para dar cobertura al incesante incremento de población.

Comentarios