DÍA INTERNACIONAL DEL PUEBLO GITANO

Raúl Bermúdez, de etnia gitana, asegura haber sufrido discriminación, un problema que persiste sobre todo en educación y empleo

Raúl Bermúdez en un acto de la FSG
Raúl Bermúdez, de etnia gitana, asegura haber sufrido discriminación, un problema que persiste sobre todo en educación y empleo

Ha destacado la dificultad en el acceso a la educación también a día de hoy, ya que “sigue habiendo colegios guetos” en Salamanca

Raúl Bermúdez, salmantino de 37 años, estudió Empresariales en la Universidad de Salamanca y lleva quince años trabajando en la Fundación Secretariado Gitano (FSG) como técnico de autoempleo y llevando, también, temas de discriminación.

Para Raúl no fue fácil llegar a donde ha llegado, como él mismo reconoce. Es gitano y asegura haber sufrido discriminación a lo largo de su vida, incluso en el acceso a la educación. En este sentido, ha relatado a SALAMANCA24HORAS cómo un profesor, con quien a día de hoy mantiene aún una buena relación, le confesó que nunca supo que Raúl era gitano, ya que de haberlo sabido “me habría metido en los programas de apoyo porque la normativa es esa”. “No sé si me escaqueé porque tenía la piel más blanca o porque jugaba bien al fútbol, porque mis notas, desde luego, no requerían de apoyo”, ha señalado.

Según Bermúdez, estos programas de atención a la diversidad, al final, lo que consiguen es “la segregación”, un problema que, a su juicio, persiste hoy en día en materia educativa. “Nos encontramos clases en institutos que sólo tienen alumnos gitanos y colegios gueto en los que sólo hay alumnos gitanos”, ha lamentado y ha recalcado que “esto está pasando a día de hoy en Salamanca, no en el Tercer Mundo”.

En cuanto a las dificultades en materia de empleo, Raúl Bermúdez ha señalado que “todo va bien hasta que les dices el apellido”. En ese momento, según ha señalado, en las empresas dejan de ver a un buen trabajador y empiezan a ver la imagen negativa de la comunidad gitana.

Este problema también aparece a la hora de alquilar una vivienda. Según él, se dan casos en los que la fianza es mayor o se ponen trabas para evitar que el inquilino sea gitano. En este sentido, Raúl ha puesto como ejemplo la situación, en la que él mismo ha participado como intermediario, a la que se ha enfrentado un gitano emprendedor que quería alquilar un local en el centro de Salamanca para poner en marcha un negocio. La situación ya se ha solucionado, pero ha llevado “tres meses de problemas”, tal y como ha señalado Bermúdez.

Con respecto al Día Internacional del Pueblo Gitano que se celebra este domingo, 8 de abril, Raúl Bermúdez ha destacado que este día “sirve pare recordar todos los aspectos que hay que mejorar y que todos somos iguales ante la ley” algo que “no puede caer en el olvido”.

Comentarios
Lo más