La combinación de fármacos con terapias alternativas, imprescindibles para ralentizar el Parkinson

La combinación de fármacos con terapias alternativas, imprescindibles para ralentizar el Parkinson

En la Asociación Parkinson de Salamanca ofrecen terapias que, aunque no suponen la curación, sí ayudan a mejorar la calidad de vida de los enfermos

El Parkinson es una enfermedad que afecta sobre todo al movimiento. El síntoma más conocido son los temblores, pero también afecta a la lentitud al realizar las labores, las alteraciones del habla, la depresión y los trastornos de sueño.

Para mejorar la calidad de vida de los afectados y ralentizar la enfermedad, la Asociación Parkinson de Salamanca, ofrece una serie de actividades que incluyen fisioterapia, logopedia, estimulación cognitiva, solicitud de ayudas a través de una trabajadora social y asesoría jurídica.

Según la presidenta de la asociación, Teresa Martín, explica que “es la combinación de las terapias farmacológicas con las alternativas lo que hace que la enfermedad se ralentice”. Estas nunca curarán el Parkinson, pero sí ayuda a los afectados a mejorar su calidad de vida.

Entre el resto de funciones que prestan, se incluye la información a los enfermos y familiares acerca de la enfermedad, su evolución, el pronóstico, los tratamientos y recursos de apoyo, el asesoramiento sobre los aspectos psicológicos y prestaciones locales, la sensibilización a la opinión pública y a la Administración de la gravedad del problema, así como de la carga económica que supone y la reivindicación de la necesidad de un diagnósticos precoz y correcto.

Actualmente, dan servicio en la Casa de las Asociaciones de Ayuda Mutua, situada en la calle La Bañeza, 7. Pero según Martín, es necesario un espacio propio para poder hacer las terapias “con la misma calidad pero en más cantidad, con grupos más pequeños”. Por eso, este año, podrán tener un local propio para poder ofrecer un respiro familiar.

Comentarios
Lo más