Condenados los dos acusados de atentar contra agentes cuando iban a detener a un menor huido en el barrio de El Carmen

Condenados los dos acusados de atentar contra agentes cuando iban a detener a un menor huido en el barrio de El Carmen

Los hechos se remontan a agosto de 2015 y saltaron a la actualidad por las palabras del concejal de Ganemos Gabriel de la Mora acusando a los agentes de una actuación desmedida. Los acusados han sido penados con once meses de prisión y una multa de 150 euros, así como indemnizaciones superiores a los 2.000 euros para los agentes

Ya hay sentencia por el caso ocurrido en el barrio de El Carmen el pasado 31 de agosto de 2015 que saltó, incluso, a la actualidad política después de unas declaraciones del concejal Gabriel de la Mora ante la actuación de la Policía Nacional, que consideró, a través de Twitter, desmedida, acusando a los agentes actuantes de tener antecedentes de tortura y de jartarse a pegar a una anciana y su familia, entre otras. 

La jueza por aquellos hechos, y no por la denuncia interpuesta por la Policía ante el concejal por injurias, ha condenado a los dos acusados por los delitos de atentado contra la autoridad y leves de lesiones, a once meses de cárcel y un mes de multa a cinco euros diarios, con responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas de la multa no abonadas. Además, deberán indemnizar a un agente con 2.052 euros por las lesiones y secuelas sufridas, mientras que al otro funcionario se le deberá abonar 2.220 euros en la misma calidad y otros 79 por la rotura de unas gafas de sol graduadas, según la sentencia a la que ha tenido acceso SALAMANCA24HORAS. 

Los hechos se remontan al último día de agosto de 2015 cuando los agentes tuvieron conocimiento de que un menor escapado del centro de Zambrana y con requisitoria judicial, se encontraba en casa de su abuela en la calle Peña de Francia, en el citado barrio. Así, cuando se acercaron para detenerle, este entró en casa pidiendo ayuda a gritos, ante lo que llegaron su abuela y el acusado J.A.B.G., que se sumaron a A.R.L., también acusada y que se encontraba en la puerta junto al menor.

A estos hechos que se consideran como probados se suma el hecho de que ambos acusados y la propia abuela, agarraron al menor para evitar que fuera apresado mientras forcejeaban con los agentes policiales. Como consecuencia de ello, y ante la fuerte resistencia e incluso agresiones con patadas, puñetazos y mordiscos, finalmente cayeron al suelo junto a la propia abuela. Esto provocó varias lesiones a los agentes que, además, seguían siendo insultados y amenazados con gritos de "os vamos a matar, maderos de mierda" o "ya nos veremos sin uniforme". 

Ante la dificultad del operativo, ya que, alertados por los gritos, la calle se llenó de vecinos que, incluso, llegaron a cortar una parte de la calle, según reza la sentencia, llamaron a otros compañeros. Sin embargo, en la acusación del concejal de Ganemos se decía que fueron los policías los que cortaron las calles "para obligar a la gente a borrar sus móviles y así poder ocultar las pruebas de sus delitos y fechorías". 

Comentarios
Lo más