El PSOE insiste en la necesidad de elaborar un Plan para combatir el ruido y carga contra el equipo de Gobierno

El PSOE insiste en la necesidad de elaborar un Plan para combatir el ruido y carga contra el equipo de Gobierno

Recuerdan que Salamanca es la única capital de la Comunidad que no tiene un Plan para combatir el ruido y la contaminación acústica

El Grupo Municipal Socialista considera "urgente" la elaboración de un Plan para combatir el ruido y luchar contra la contaminación acústica en Salamanaca. Así se lo ha trasladado al resto de grupos municipales en la Comisión de Medio Ambiente, en la que han insistido en que se lleva trabajando "de forma permanente" desde hace dos legislaturas y que, aprovechando el Día Internacional de Concienciación sobre el ruido, lo han vuelto a reiterar. 

En este sentido, se han quejado de los "incumplimientos" del equipo de Gobierno en torno a este tema al no contar con una regulación que combata el ruido y luche contra la contaminación acústica. "Y todo ello a pesar que la capital salmantina es cada vez más ruidosa, con una media de dos denuncias al día por este motivo, según los últimos datos conocidos de la memoria de la Policía Local, y donde se concluye que este tema se está convirtiendo en uno de los problemas de la ciudad que más está creciendo con más de 600 intervenciones".

Insisten en que la contaminación acústica supone un "problema de primer orden para la vida de muchos ciudadanos". A juicio de los socialistas se debe tomar conciencia de que el ruido es una destacada molestia medioambiental y progresivamente cada vez la población protesta con más frecuencia por el ruido excesivo, una asignatura pendiente y que nunca son capaces de aprobar los sucesivos equipos o gobiernos municipales del PP. 


No en vano, y según la Organización Mundial de la Salud, comentan, el ruido excesivo perjudica seriamente la salud de los ciudadanos e interfiere en actividades diarias de las personas como las desarrolladas en la escuela, en el trabajo, en casa y en el tiempo libre. El ruido excesivo puede generar trastornos profundos del sueño, causar efectos cardiovasculares y psicofisiológicos, reducir el rendimiento en actividades, y provocar irritación y cambios en el comportamiento social.

Así, ante ello, recuerdan que ya se aprobó en el Pleno de noviembre de 2016 la aprobación de un Plan de Lucha contra el ruido "que sigue durmiendo en su cajón de los incumplimientos que, por cierto, está ya a rebosar". 

Comentarios
Lo más