FESTIVAL DE LUZ Y VANGUARDIAS

El Festival de Luz y Vanguardias toma impulso con el objetivo de ofrecer un espectáculo internacional visual en la calle

Edición anterior.
El Festival de Luz y Vanguardias toma impulso con el objetivo de ofrecer un espectáculo internacional visual en la calle

En esta edición se mantendrán la sección oficial y la de ‘+Luz’ que trasladará las obras a otros espacios locales

En la presentación del Festival de Luz y Vanguardias que ha tenido lugar este jueves en el Museo Reina Sofía de Madrid, el director del evento, Alberto Mariñas, ha avanzado la estructura que tendrá, que se mantendrá como en la edición anterior.

Así, en la sección oficial ofrecerán una muestra de artistas nacionales e internacionales que incluirá un concurso que ha atraído tanto a estudios como a artistas independientes, que sumados llegan hasta las 40 obras presentadas. Esta sección también albergará los trabajos de estudiantes de la Universidad de Salamanca y de la Universidad Pontificia, que por tercer año consecutivo podrán ver sus obras proyectadas en la Casa de las Conchas.

Asimismo, contarán con la sección ‘+Luz’, con la que este año van a tener la práctica totalidad de espacios dedicados al arte, como explicaba Mariñas. ¿El objetivo? “integrar el festival en el tejido artístico de la ciudad y ofrecer algún beneficio a los espacios culturales y amplificar su actividad”.

Así, el Museo de Arte Contemporáneo DA2, la galería Dora Calvo, el Espacio Nuca, La Salchichería y, por primera vez, la Fundación Venancio Blanco, ofrecerán programación propia, que se conocerá dentro de unos días.

Habrá un total de seis monumentos salmantinos en los que se presentarán las obras: la Plaza Mayor, la Catedral Nueva, el Patio de Escuelas, San Esteban y el Palacio de Monterrey, que se incorpora esta edición como novedad.

Importante es el carácter integrador, ya que “ocupa todo el casco histórico, es participativo con estudiantes y artistas, el público vota y los espacios culturales se suman. Participa todo su tejido. Además, es para todos los públicos”, destacaba Mariñas.

Sobre la participación, se mostraron interesadas alrededor de 120 personas a las que se envió los paquetes técnicos con los escaneos de los monumentos y la información necesaria. De ese número se recibieron cerca de 40 obras, de las que se ha hecho una selección. “Es una cifra bastante importante”. Además, Mariñas destacaba la amplia proveniencia de las obras, que incluían Norteamérica, Centroamérica, Suramérica, Europa y uno de Asia.

El director del festival concluía su presentación con una invitación:” El festival en Salamanca es ineludible, “si estás lo vas a ver, porque sus obras intervienen en los principales monumentos”. “Es un festival que sale a la calle en busca del público.”

Comentarios