Un 'diluvio universal' durante veinte minutos siembra el caos en Salamanca

Un 'diluvio universal' durante veinte minutos siembra el caos en Salamanca

La lluvia comenzó a caer torrencialmente minutos antes de las 20 horas e inundó todas las calles de Salamanca haciendo casi impracticable la conducción. Casas y calles se han visto anegadas de agua, que ha estado acompañada de granizo durante varios minutos

Dice un refrán que el que avisa no es traidor pero es que ni avisando los salmantinos se esperaban la violencia del agua que ha caído durante apenas veinte minutos en Salamanca. La lluvia apareció y lo hizo de manera torrencial anegando de agua la totalidad de las calles de Salamanca y obligando a extremar la precaución ante unas calles vacías de peatones. 

No en vano, los Bomberos trabajaron en numerosas calles intentando achicar un agua que corría con mucha fuerza, especialmente aquellas con pendiente. Además, el granizo que caía junto el agua también ha provocado más problemas. 

Muchos conductores optaban por parar y echarse a un lado ante las dificultades para la conducción, ya no solo por la visión, escasa, sino también por el famoso aquaplanning. Aquel que lo hacía, se movía despacio, intentando controlar la dirección para evitar males mayores.

Las calles céntricas estaban impracticables e, incluso, se llegaron a 'borrar' los pasos de peatones ante los ríos creados. Calles como el paseo de la Estación, Álvaro Gil, paseo de Carmelitas, Crespo Rascón y la Vaguada de la Palma no han dado a basto y el agua llegaba a salir incluso por las alcantarillas. En otras calles, incluso, se han abierto del todo para intentar achicar agua. 

Otras vías directamente no eran circulables, como es el caso de la calle Mallorca y la calle de José Lamano Beneite, completamente inundadas.

Edificios privados y casas también se han visto afectados. El barrio Vidal, que comúnmente también ha tenido problemas, ha sido uno de los barrios más afectados, así como el gimnasio del paseo de la Estación, como se puede observar en las fotografías. También el pabellón situado en el Rosa Colorado se anegaba de agua a través de goteras ante la violencia de la lluvia. 

La luz, asimismo, ha sufrido estragos en varios puntos de la ciudad como en el centro. De hecho, hasta los semáforos se han llegado a apagar en algunas zonas. También el agua en otros vecindarios. 

Pocos minutos antes de las 23:00 horas, fuentes municipales han confirmado que Salamanca "ha recuperado prácticamente la normalidad" tras la fuerte tromba, que ha dejado 16 litros por metro cuadrado cuando la media oscila entre 2 y 4. Las mismas fuentes han asegurado que los Bomberos han atendido 48 avisos por diferentes incidencias provocadas por la intensa lluvia y han trabajado de forma coordinada con la Policía Local y Aqualia, empresa concesionaria del servicio municipal de agua.

La Policía Local y los Bomberos han intervenido por avisos en diferentes puntos de la ciudad, como las calles Conde Crespo Rascón, Arroyo de Santo Domingo, Azafranal, Barco, Bolívar, Cordel de Merinas, Fortis y Fortunio, Fray Bernardino de Sahagún, Gran Vía, José Lamano Beneite, Mallorca, Mozárbez, Peña Primera, Varillas, Comuneros, Doctor Torres Villarroel, paseo de la Estación, plaza Castrotorafe, Madroños, Juan de Austria, Canalejas y rotonda del cementerio, entre otras vías.




Comentarios
Lo más