Las disoluciones matrimoniales se mantienen en Salamanca pese al descenso estatal

Las disoluciones matrimoniales se mantienen en Salamanca pese al descenso estatal

Fueron 166 en el primer trimestre de 2018, una menos que en 2017. A nivel estatal, la disminución fue amplia en divorcios y separaciones. En total, un 8,2% en comparación con el mismo periodo del año pasado

Las 166 demandas de disolución matrimonial, es decir demandas de separación o de divorcio, tanto de mutuo acuerdo como no consensuadas, presentadas en los juzgados salmantinos durante el primer trimestre del año suponen solo una menos de las que se produjeron en el mismo espacio del año en 2017,  según los datos publicados este miércoles por la Sección de Estadística del Consejo General del Poder Judicial.

Así, según las cifras, la mayor parte se debieron a divorcios, mientras que solo siete fueron separaciones. De las primeras, 98 fueron consensuados, mientras que 61 no lo fueron. De las siete separaciones, cinco también fueron consensuadas y dos no. 

En el caso de España, sin embargo, en el primer trimestre de 2018 el número de demandas de disoluciones matrimoniales, separaciones y divorcios, ha mostrado una disminución del 8,2 por ciento respecto a igual trimestre de 2017, según los datos recogidos por el Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial y hechos públicos este lunes.

Así, en el primer trimestre de este año han mostrado disminuciones interanuales todas las formas de disolución. Las 16.226 demandas de divorcio consensuado representan un 7,2% menos que en el mismo trimestre del año anterior; las 11.594 de divorcio no consensuado, un 8,6% menos; las 864 de separación de mutuo acuerdo, un 17% menos; y las 424 separaciones contenciosas un 13,6 por ciento menos que las presentadas en el primer trimestre de 2017.

Castilla y León, a la cola en demandas de disolución matrimonial

Poniendo en relación las demandas de disolución matrimonial del total del trimestre con la población a 1 de enero de 2018 se observa que el mayor número de demandas de disolución por cada 10.000 habitantes se ha dado en la Comunitat Valenciana, con 7,3; seguida de Illes Balears, Cataluña, y Navarra, con 6,7; Canarias, con 6,6; Andalucía y Asturias, con 6,5; y Castilla la Mancha y Murcia, con 6,3. Todas superan la media nacional de 6,2. Por el contrario, las más bajas, se han dado en Galicia, con 4,4; Castilla y León, con 4,9; y País Vasco, con 5,2.

Comentarios
Lo más