Podemos alerta sobre la despoblación en Salamanca y destaca la urgencia de emprender medidas “cuanto antes”

Podemos alerta sobre la despoblación en Salamanca y destaca la urgencia de emprender medidas “cuanto antes”

Ante los últimos datos de población publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) Podemos ha realizado un análisis de la situación en la provincia de Salamanca, que considera “alarmante”, y ha destacado la necesidad de empezar a trabajar “cuanto antes” con medidas que permitan frenar la despoblación a largo plazo.

El secretario general de Podemos Salamanca, Ignacio Paredero, ha explicado que entre 1971 y 2017 la provincia ha perdido 46.420 habitantes, lo que supone el 12% de la población. De ellos, sólo desde 2011 se ha perdido 17.105 ciudadanos, casi el 5%.

Paredero ha destacado el descenso en el número de nacimientos, 208 menos, lo que supone un descenso del 9,52% en un año. También ha puesto el acento en el número de jóvenes que se han marchado de la provincia: 27.476 personas de entre 20 y 35 años desde 2002, un 34,38%.

En cuanto a la capital del Tormes, el secretario general de Podemos Salamanca ha señalado que la tendencia es similar, ya que desde 2006 se han perdido 15.318 habitantes, un 9,59% y que el alfoz ya no aumenta de población al ritmo que la pierde Salamanca. “Ya no se está compensando”, ha subrayado.

Por último, ha analizado la emigración y ha recalcado que “se está acelerando la emigración y se va gente cada vez mayor”. Tal y como ha explicado, este fenómeno se ha acentuado desde 2011 y emigran ciudadanos de hasta casi 50 años.

Medidas a largo plazo

Ante esta situación, Podemos propone emprender una línea de actuación a largo plazo que debe iniciarse “cuanto antes” y ha lamentado que aún no se haya empezado a trabajar sobre esta problemática porque al PP la despoblación “no le afecta electoralmente” y por la “falta de valentía de la oposición”, como ha señalado Paredero.

Estas medidas, según Podemos, deben realizarse desde la base de que el sector primario no es suficiente, y menos sin transformación; que no existe un solo sector fundamental, sino que hay que abordar varios a la vez; que hay que garantizarlas infraestructuras básicas, las viviendas asequibles y de calidad y los servicios básicos; y que es necesario un marco fiscal específico para el mundo rural.

Paredero ha destacado que las comunicaciones son imprescindibles ya que, sin Internet y sin banda ancha no se pueden poner en marcha negocios en los municipios y que es necesario apostar por el emprendimiento social, para atender a las zonas despobladas. Esto, junto con la implicación de la Universidad de Salamanca es una de las claves para frenar la despoblación, según Podemos. Así, ha subrayado que la USAL debe desempeñar un papel específico y que ésta tiene entidad suficiente como para combatir la despoblación también a nivel regional.

Comentarios