La Junta presenta el Proyecto de Ley de la actividad físico-deportiva con el objetivo de mejorar la práctica del deporte

La Junta presenta el Proyecto de Ley de la actividad físico-deportiva con el objetivo de mejorar la práctica del deporte

El director general de Deportes, Alfonso Lahuerta, ha presentado hoy las líneas maestras del Proyecto de Ley de la Actividad Físico-Deportiva de Castilla y León, cuyo objetivo primordial es reforzar e impulsar el proceso de modernización que el deporte y el ejercicio físico están experimentado en la Comunidad, desarrollando una regulación que garantice el acceso de todos los castellanos y leoneses a la actividad deportiva y al ejercicio físico en igualdad de condiciones y de oportunidades. Se persigue la mejora de la salud en condiciones de seguridad, para que sirva como instrumento formativo, de transmisión de valores y de cohesión social

El Proyecto de Ley se estructura en diez títulos, uno más que la actual, desarrollados en 128 artículos, frente a los 119 de la actual Ley, fruto de las aportaciones de todos los sectores representados en el deporte de Castilla y León, tanto públicos como privados. Su contenido amplía, mejora y perfecciona la actual Ley del Deporte de Castilla y León, que data del año 2003, adaptándolo a la profunda transformación que ha vivido el deporte en estos años. Este Proyecto de Ley, que ya está en las Cortes de Castilla y León para su debate, nace de las aportaciones y el consenso de todos los sectores implicados en el deporte y en el ejercicio físico, que han enriquecido el texto a lo largo de sus trámites de redacción.

Contenido de la Ley

El nuevo texto legal amplía sustancialmente su objeto y ámbito de aplicación, aumentado el espectro de realidades deportivas que regula con la inclusión del deporte popular, además del nuevo impulso que se imprime a la práctica deportiva federada, escolar y universitaria. También incluye el ejercicio físico y la regulación del ejercicio de las profesiones físico-deportivas, de ahí la nueva denominación de Ley de la actividad físico-deportiva, frente a la actual Ley del Deporte. En concreto, se regula el ejercicio físico como herramienta generadora de salud y bienestar entre la población. Asimismo, se vela por los derechos, la salud y la seguridad de las personas que practican deporte o ejercicio físico. Todo ello a través, también como novedad, de la regulación del ejercicio de las profesiones físico-deportivas. Unido a ello, garantiza y mejora la calidad de los servicios que se ofrecen a la población y generar un empleo más estable y protegido. Al mismo tiempo, se posibilita el desarrollo profesional y se generan oportunidades de empleo. Para ello, por primera vez, se establecen las profesiones de monitor deportivo, preparador físico, entrenador deportivo, y director deportivo, las cualificaciones necesarias para su ejercicio y el procedimiento para su obtención.

El proyecto se centra más en el deportista y despliega todo un nuevo catálogo de derechos y medidas de protección, además de procurar su inserción social y laboral cuando se abandona la práctica deportiva. Por otra parte, se desarrolla una nueva política de ordenación y planificación de las infraestructuras deportivas, con nuevos instrumentos para mejorar el parque de instalaciones locales y autonómicas, como los Planes Directores de Instalaciones Deportivas de Ámbito Local o la nueva figura de Instalación Deportiva de Interés Autonómico.

También se contempla y amplía la atención especial a determinados grupos sociales como las personas con discapacidad, los menores, las personas mayores y se introducen nuevos colectivos como los inmigrantes. Asimismo, vela por la igualdad efectiva de géneros y el impulso a la práctica deportiva femenina, con medidas que incrementarán su participación en todos los estamentos del deporte. El nuevo texto garantiza la igualdad de oportunidades en todos los ámbitos de la actividad deportiva.

Otras novedades

Entre otras novedades, se introduce un paquete de nuevas medidas de buena gobernanza en las federaciones deportivas, impulsando la transparencia, así como la asunción obligatoria de un código de buen gobierno. También se integran nuevos instrumentos de fomento, desarrollo y modernización de la práctica deportiva, como la nueva forma asociativa de club deportivo popular y la posibilidad de secciones deportivas dentro de entidades públicas o privadas, la nueva licencia deportiva escolar, que será gratuita, la posibilidad de licencia deportiva popular para los deportistas no federados o el aprovechamiento de las instalaciones deportivas de los centros escolares.

Por primera vez se contempla el papel principal que árbitros y jueces realizan en la actividad deportiva y se contempla un catálogo de derechos que protege su labor. También se nombra la figura del voluntario tan extendida y fundamental en el mundo del deporte y se actualiza y refuerza todo lo concerniente a la lucha contra la violencia, el dopaje y el fraude en el deporte.

En este sentido, se regulan, de una manera mucho más precisa, los requisitos para la celebración de competiciones deportivas, tanto oficiales como no oficiales, atendiendo al importante incremento que han experimentado en los últimos años. En la Comunidad se celebran más de 36.000 competiciones federadas al año, entre ligas, campeonatos y eventos extraordinarios, sin contar con las competiciones escolares y populares. El objetivo es proteger la seguridad, la salud y los derechos de los deportistas que participan en ellas y hacerlas más atractivas para la población.

El nuevo texto moderniza todo lo concerniente al deporte federado mejorando todos los procedimientos para generar más oportunidades de práctica deportiva, reforzando la labor de las federaciones. Se introducen medidas facilitadoras para una gestión más dinámica de estas entidades, como la precisión de conceptos en cuanto a las funciones públicas delegadas y las funciones propias o las posibilidades de regulación interna de la disciplina deportiva.

En términos generales, se ha buscado que la futura Ley sea más práctica, moderna, global, facilitadora y sencilla en su aplicación, además de evitar todo tipo de ambigüedad de interpretación y vacíos legales en su aplicación. Con esta nueva ley, se persigue un horizonte para la sociedad castellano y leonesa en el que la gran mayoría de las personas, independientemente de su sexo, edad o condición, sea más sana y con mejor calidad de vida, a través de la actividad físico-deportiva.

Comentarios