COLECTIVOS VULNERABLES EN VERANO

El Comedor de los Pobres reparte lotes de 80 kilos de comida por familia para cubrir sus necesidades por el cierre en agosto

El Comedor de los Pobres reparte lotes de 80 kilos de comida por familia para cubrir sus necesidades por el cierre en agosto

En julio se mantiene abierto gracias a la ayuda de los jóvenes que participan en distintos talleres y campamentos de Salamanca y el alfoz, ya que los voluntarios están de vacaciones

El Comedor de los Pobres permanecerá cerrado el próximo mes de agosto debido a que los voluntarios se van de vacaciones. Para cubrir las necesidades de las cerca de 200 familias en situación de vulnerabilidad que acuden a esta entidad para recibir comida, se está entregando a cada familia grandes lotes de cerca de 80 kilos de alimentos.

Tal y como ha explicado la fundadora de esta entidad, Queti Luciano, estos lotes para el mes de agosto cuenta con todos los productos, menos perecedero de fruta, entre los que hay grandes cantidades de leche especialmente para los niños, harina, aceite, carne congelada, latas embutido, legumbres, gel, así como pasta y cepillo de dientes. “Mejor que les sobre a que les falte”, ha subrayado Luciano.

Los mayores afectados por el cierre del Comedor en agosto son las personas que participan en el programa de comida caliente, unas 30 que acuden diariamente, principalmente personas sin hogar, aunque según Queti, estas personas dispondrán de otras entidades para recibir la comida. “Lo más difícil era cubrir a las familias y con los grandes lotes que se les está dando, se va a poder abarcar todo el mes”, ha señalado.

Dificultades para mantener abierto durante los meses de verano

El Comedor de los Pobres tiene dificultades para poder mantenerse abierto durante los meses de verano ante la falta de voluntarios, ya que estos están de vacaciones, como ha explicado Queti Luciano.

Durante el mes de julio son capaces de mantener los programas de distribución de menú envasado y de comida caliente gracias a la colaboración de los jóvenes que participan en distintos talleres y campamentos de Salamanca y el alfoz.

En busca de un nuevo local para llegar a más gente

“En septiembre volveremos a la normalidad y agosto lo dedicaremos a buscar un nuevo local”, ha recalcado la fundadora del Comedor de los Pobres, quien ha explicado que necesitan encontrar unas instalaciones más grandes.

Tal y como ha detallado Queti Luciano, “es muy difícil de encontrar” porque ese nuevo local debe reunir una serie de requisitos como tener licencia de actividad y salida de humos para cocinar y que los vecinos lo acepten. En este sentido, ha lamentado que “teníamos uno encontrado y los vecinos han ido al Ayuntamiento a protestar”.

Además, tal y como ha recalcado, las nuevas instalaciones deben ser más espaciosas para poder desarrollar en ellas también el programa de misión educativas, una iniciativa nueva puesta en marcha este año en la que han participado 20 niños, casi todos de ESO. Ha sido “un éxito” y, por ello, la intención es continuar con este programa ‘one to one’, un profesor para cada alumno, a partir de septiembre.

Los niños que participan en este programa “repetían curso, suspendían y no tenían una motivación personal”, según Queti, quien ha destacado que todos han aprobado todo, salvo dos alumnos a los que le ha quedado alguna asignatura y aprobarán en septiembre.

La fundadora del Comedor ha explicado que en el actual local es necesario “reconvertir” el comedor todos los días en aulas para poder desarrollar este programa, un arduo trabajo, por lo que espera que el nuevo espacio que encuentren tenga capacidad para acoger esas aulas. 

Comentarios
Lo más